Mario Tama/Getty Images
Alexander Mabry
August 31, 2016 AT 02:27 PM EDT

Dilma Rousseff fue destituida como presidenta de Brasil de forma definitiva hasta el final de su mandato este miércoles.

Rousseff, quien fue suspendida el pasado mayo para ser juzgada por delitos relacionados con la manipulación de presupuestos federales, dejó de ser la presidenta del país de forma oficial tras votar el senado a favor por 61 votos a 20.

“Un cariñoso abrazo a todo el pueblo brasileño que compartía conmigo la creencia en la democracia y soñó con la justicia”, escribió Rousseff en su cuenta de Twitter a modo de despedida.

El proceso de destitución pone fin no solo a la presidencia de Rousseff, también a 13 años de gobiernos de izquierdas, una era durante la que la economía de Brasil se disparó situando al país en el escenario global.

Pero los sucesivos escándalos de corrupción, y la peor crisis económica en décadas, dejaron a Rousseff con escasos apoyos, cobrando sus rivales políticos cada vez más relevancia.

En la actualidad, el país sigue en manos del presidente interino Michel Termer, de 75 años, quien actuó como vicepresidente de Rousseff, y quien tampoco alberga el apoyo de una parte importante de la nación.

Por el momento se espera que Termer continúe en el cargo hasta el final del mandato en 2018.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

You May Like