Agencia-Mexico.com
People Staff
July 10, 2009 AT 12:00 PM EDT

Se acabaron los días de levantarse tarde y las fiestas nocturnas para Diego Luna. La llegada de su hijo Jerónimo, fruto de su matrimonio con actriz Camila Sodi, le ha cambiado sus antiguos hábitos.

Según cuenta él mismo en el artículo “¡Diego Luna está caliente!”, de la reciente edición de la revista Bust, aquello de levantarse al mediodía ya es cosa del pasado. Ahora se despierta a las cinco de la mañana para poder disfrutar del pequeño, de un año, y jugar con él.

“Me encanta levantarme temprano por las mañanas. Es lo más bonito del mundo”, explicó el actor a dicha publicación. “Las mañanas nunca han sido tan hermosas para mí. Yo solía odiarlas, tenía que llevar siempre las gafas de sol puestas. No funcionaba antes de las once o las doce de la mañana, nunca”, agrega Diego.

Peor hay más cosas que han cambiado en su vida desde que fue padre. Por ejemplo, su relación con Sodi. “Tengo que decir que me enamoré todavía más de ella cuando vi lo buena madre que es. Cuando vas y ves por lo que pasa una mujer al dar a luz, te quedas de lo más sorprendido”, apuntó el Charolastra, de 29 años.

Por el momento, el actor de Rudo y Cursi trata de pasar todo el tiempo que puede con su familia. Sin embargo los proyectos no dejan de llamar a su puerta. Dos de ellos en los que le veremos en el 2010 son In the Playground y Horse.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK COMENTA ESTA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST