GETTY IMAGES
Alida Cleer
April 27, 2007 AT 03:00 PM EDT

El actor mexicano Diego Luna, de 27 años, quien debutó como director en el Festival de Cine de Tribeca en Nueva York, con su documental Chávez,conversó con Peopleenespanol.com sobre este filme sobre la vida del boxeador Julio César Chávez. Además, nos reveló con quien dividirá los ingresos de taquilla.

Con tantas ideas para hacer una película, ¿por qué decidiste dirigir ésta sobre la vida de Chávez?
Aunque parezca loco lo que te voy a decir, es una historia muy personal, porque Julio Cesar Chavéz me acompañó durante mi infancia, cuando me convertí en hombre, cuando pasé a tener una opinión sobre las cosas, cuando empecé a ser crítico, cuando empecé a tomar conciencia de muchas cosas. Es una leyenda mexicana.

¿Qué fue lo que te hizo pensar que era buena idea?
Cuando fui a ver por primera vez una pelea de box en Las Vegas, Julio estaba sentado al lado de mí, y fue una experiencia muy fuerte. Era una pelea entre José Luis Castillo y Corrales, y las imágenes se me quedaron grabadas por mucho tiempo. Me di cuenta que quería contar una historia de boxeo y tenía a mi lado al gran campeón, a mi héroe. Lo vi reaccionar, interactuar, como si fuera también la primera vez que veía una pelea, emocionado, gritando, sufriendo con Castillo, y me di cuenta que tenía muchas ganas de conocer a la persona que había detrás de esa gran leyenda.

Siempre has trabajado en filmes que dan de qué hablar, ¿éste también tiene esos elementos?
Además de todo lo que te he dicho antes, me interesaba hablar de lo ingratos que somos como público, cómo nos olvidamos de estas historias, qué rápido olvidamos. Julio César es un señor de 44 años, es mucho más joven que mi padre, y me interesaba mostrar lo que sucede con esas carreras tan aceleradas… ¿Qué pasa después con esos seres? Me interesaba ver su andar, su día a día, su batalla diaria consigo mismo.

¿Qué sintió él cuando vio el producto de tu trabajo?
Se emocionó mucho, le gustó y al final me dijo: “está muy bonita la película”, y para que él use esa palabra, pues yo me tardé dos años y medio en escucharla, yo… descansé.

¿Y qué hubiese pasado si te hubiera hecho una crítica?
¡Me pudo haber agarrado a golpes! Se requiere mucha madurez, porque mí película no es un panfleto de su vida, allí esta la época de la gloria, pero también la caída y se ve donde esta él hoy, y no debe ser fácil verte en una pantalla así y no debe ser fácil ver tu historia contada, no tan cerca.

¿Qué reacción esperas con esta cinta?
Pues (baja la cabeza)… no sé, no he dormido últimamente pensando en lo que pueda pasar. Estoy muy nervioso, ansioso también, para ver la película con público… tengo muchas expectativas. Esto me llevó mucho tiempo, muchas energías. Es un momento duro también, porque desde el momento en el que entregas la película, ya no es tuya.

¿Piensas darle parte de los ingresos en taquilla a Julio César?
Sí claro, él es dueño de esta película también. Para que me dejara hacerla, le ofrecí un porcentaje de las ganancias y yo tenía total libertad creativa.

¿Le dijiste que no te lleve al cuadrilátero si las cosas no salen como esperan?
(Risas) Sí, sí lo sabe. Esto es un negocio y si hay beneficios él será parte. Ademas se llevará la mejor recompensa, porque es su historia.

¿Cuál es la diferencia entre acudir a un estreno como actor, a hacerlo como director?
Se parece porque el nervio siempre se siente, pero es muy distinto, es más profundo, porque aquí estas hablando de mi bebé, yo comparo esto de hacer una película, –digo, sin conocer la experiencia de ser padre–, lo más cercano a ser papá.

You May Like

EDIT POST