Mezcalent
jpagan
April 15, 2013 AT 02:07 PM EDT

La actriz colombiana Diana Golden, quien forma parte del elenco de la telenovela Amores verdaderos, afirma que no agredió a nadie durante el incidente de este pasado sábado en el Aeropuerto de Cancún, durante el cual se la acusó de haber tenido una actitud hostil luego de que empleados de una aerolínea le negaran la venta de un boleto por entender que ella estaba ebria.

“No agredí a nadie y tampoco le aventé el café a nadie”, declaró Golden al programa radial Fórmula Notas de Matilde Obregón.

“De entrada, quiero que todos sepan que no me levanto todas las mañanas a tomar. No es la primera vez que tomo un avión, tomamos aviones cada semana. Conozco perfectamente todas las reglas y todo lo que hay que hacer”.

La actriz insistió en que no estaba en estado de ebriedad, como reportaron los diarios locales.

“Tenía mi vuelo a las 10.30 de la mañana en Aeroméxico. Yo llegué a las 8.30 de la mañana, el muchacho no había abierto el mostrador. Le dejé mis maletas y le dije: ‘Voy por un café’”. 

Cuando regresó al mostrador, según ella, el empleado le notificó que el boleto no estaba pagado, por lo que ella decidió liquidarlo. Fue en ese momento cuando se le derramó el café, lo que provocó la molestia de los empleados de la aerolínea, quienes avisaron a la policía.

Sin embargo, testigos del suceso aseguraron a la prensa que la actriz colombiana regresó con un café al mostrador para derramarlo en una de las computadoras de punto de venta y al empleado Eduardo Rivera Hernández. Como consecuencia de esto, Golden fue enfrentada por la policía y puesta bajo arresto.

“Yo no sé adónde me iban a llevar y me dicen: ‘¡Apúrese!, ¡vámonos!’. ¿Adónde me llevan?”. Y me empiezan a mangonear los policías, me arrodillo y les digo: ¡Por Dios, no me peguen!, ¡no me golpeen!, ¡no me hagan nada! Me aventaron al piso y me esposaron. Llegamos a la otra oficina; yo nunca supe dónde estuve, después me enteré. Nunca me tomaron declaración, ni derechos (humanos) ni abogados, sólo se burlaban de mí y me tomaban fotos. Yo lloraba y lloraba”, agregó.

Golden dijo que para obtener su libertad tuvo que firmar unos documentos sin poderlos leer, ya que al tratar de hacerlo se los arrebataban. Y añadió que no procederá legalmente en contra de los empleados de la aerolínea ni de la policía, a pesar de que recibió varios golpes en su cuerpo.

“No creo, porque si eso me hicieron por tirar un café, si me peleo con ellos me matan”, concluyó.

You May Like