getty images
People Staff
December 15, 2006 AT 05:00 PM EST

A la confesión de esta semana de Alejandro Sanz –de que es padre de un niño producto de una relación extramatrimonial– se sumó la detención de dos ex empleados suyos acusados de chantaje y extorsión, ya que presuntamente intentaron lucrar con la revelación del intérprete de “Corazón partío”.

La detención aclara la razón por la que el cantautor español hizo pública su paternidad de Alexander, un pequeño de 3 años, quien nació cuando Sanz estaba casado con la modelo mexicana Jaydy Mitchel. La ex pareja tiene una hija de 5 años, Manuela.

“[Sanz] denunció a la justicia de Estados Unidos lo que le estaba ocurriendo con unas personas que trabajaban para él y que abusaron de su confianza, trataron de extorsionarle, chantajearle, pedirle dinero, pedir dinero a algunos medios de comunicación para destrozar la intimidad de un menor”, explicó José María Michavila, abogado del cantante, a la cadena española Ser en declaraciones publicadas por la agencia Reuters.

El profesional explicó que uno de los detenidos era una especie de mayordomo de Sanz, una persona de confianza que atendía el servicio doméstico de su casa en Miami. “Estas personas pensaron que vender la intimidad de Alejandro era un negocio y Alejandro, de manera muy coherente, dijo: ‘Con mi intimidad nadie negocia, con la intimidad de un menor nadie negocia'”, relató. Poco a poco la verdad sale a la luz.

You May Like

EDIT POST