getty images
People Staff
April 24, 2006 AT 12:00 PM EDT

Tuvieron que pasar casi 14 años para que Jenni Rivera pudiera ver tras las rejas a su ex esposo, Trinidad Marín, quien está acusado de haber abusado sexualmente de las dos hijas que tuvo con la cantante y de la hermana menor de ésta, Rosy.

“El sábado fue detenido en California”, confirmó a Escándalo TV (Telefutura) Gustavo Rivera, uno de los hermanos de la artista, quien señaló que fue Rosy quien le informó de la noticia. “Yo no estaba ahí. La Rosy me llamó y me dijo que estaba detenido. Por ahora no creo que tenga fianza ni nada”, agregó.

Respecto a cómo se encuentra su hermana, una de las supuestas víctimas de Marín, Rivera señaló que ella tiene sentimientos encontrados. “Es triste porque es papá de las sobrinas y le duele mucho por las niñas. [Pero] ella se sintió con un alivio después de tanto tiempo”, explicó tras anunciar que la familia pronto ofrecerá una conferencia de prensa para entregar detalles del caso.

En 1992, Marín se transformó en un prófugo de la justicia tras haber sido acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas con Rivera y de una de las hermanas de ella. En noviembre del año pasado, Lupillo Rivera ofreció una recompensa de $50,000 por información que diera con el paradero del sujeto y hace unas semanas el resto de la familia aumentó la cantidad. Sin embargo, de acuerdo al programa El gordo y la flaca (Univisión) la justicia pudo dar con el paradero del acusado gracias a la ayuda de una seguidora de Jenni, quien tras escuchar a la artista en la radio habría dado toda la información necesaria para que pudieran capturarlo sin solicitar ninguna recompensa, sólo la garantía de permanecer en el anonimato.

You May Like

EDIT POST