AP Photo
Joaquim Utset
January 19, 2016 AT 09:10 PM EST

La antigua casa de Pablo Escobar en Miami Beach está siendo demolida este martes a golpe de excavadora para cumplir el deseo de los actuales dueños de que no quede ni un vestigio del famosos narcotraficante en la exclusiva propiedad. 

“Me emociona ver que la casa del diablo está desapareciendo ante nuestros ojos”, dijo al diario The Miami Herald el nuevo propietario, Christian de Berdouare, dueño de una cadena de restaurantes de comida rápida. “Era el mayor criminal de la historia del mundo. Prefiero estar relacionado con algo más edificante”.

Casa de Pablo Escobar.
Lynne Sladky/AP Photo

VIDEO Y FOTOS: Wagner Moura es Pablo Escobar en Narcos

Escobar adquirió la propiedad en 1980 por unos $700,000, según registros de la propiedad citados por el Herald, pero no queda claro si llegó a poner pie en el inmueble antes de que las autoridades estadounidense lo confiscaran en 1987 como parte de su lucha contra el todopoderoso líder del cartel de Medellín.

De color rosado y unos 6,500 pies cuadrados, la residencia de cuatro habitaciones, seis baños y pisicina construida en 1948 no era ni de lejos la posesión más cara del que entonces era uno de los hombres más ricos del mundo. Eso sí, situada frente a la bahía de Biscayne con vista al downtown de Miami, se encuentra en un exclusivo vecindario de Miami Beach en el que residen estrellas y multimillonarios.

Casa de Pablo Escobar.
Lynne Sladky/AP Photo

De Berdouare aseguró que desconocía el pasado de la propiedad cuando la compró por $9.65 millones en mayo de 2014, pero una vez se enteraron de quién había sido, su mujer -una expresentadora de noticias local- le obligó a traer a un monseñor para que bendijera el terreno. 

FOTOS: 10 cosas que no sabías de Pablo Escobar

La pareja también contrató a un cazador de tesoros para que inspeccionara el inmueble – que desde su última compra ha permanecido vacío– en busca de bienes escondidos. Aparentemente no encontró nada.

Tal vez lo hicieran los numerosos saqueadores. Uno de ellos fue el que se llevó una caja de seguridad oculta debajo de la escalera que los nuevos dueños ni se habían dado cuenta de que existía, según el canal NBC6.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los nuevos dueños esperan construir una casa moderna, aunque no están seguros de si llegarán a vivirla. Según el Herald, una agencia de bienes raíces calcula que el nuevo inmueble puede tener un valor de $21 millones.

You May Like

EDIT POST