Cortesía Latin WE
Vicglamar Torres/NYC
July 06, 2011 AT 04:00 PM EDT

A Ernesto Pérez probablemente no lo conoce casi nadie, pero a El Chapo de Sinaloa, lo reconoce medio mundo. A lo largo de casi treinta años de carrera, el cantautor mexicano se ha ganado a punta de esfuerzos un lugar como uno de los grandes representantes de la música de banda, género que reconoce lo tiene embrujado, al igual que su más reciente producción discográfica llamada de la misma manera, Embrujado.

“Pues sí, desde hace tiempo estoy embrujado por la música y por las mujeres, porque ellas traen consigo su propio embrujo”, comenta en un tono galante este hombre que ganó el GRAMMY en el 2008 como Mejor álbum de banda, y quien ahora regresa a la escena musical con este disco, que fue grabado y producido en el estudio del propio Chapo.

¿Siempre estás al frente de todas tus produciones discográficas?
La verdad es que soy un hombre muy apasionado en todo. Mucho más con mi música que es mi vida. Este disco lo grabamos en mi estudio. Toda la producción tardó tres meses. Yo me paraba a las 2 ó a las 3 de la mañana y me metía en el estudio.

¿Cómo seleccionates los temas que conformarían la producción?
Cada una de las canciones que conforman este disco representaba lo que estaba viviendo en ese momento. Hay temas de amor de desamor. Ahí está lo que sentía…

¿A nivel romántico? ¿Será que finalmente el corazón del Chapo tiene dueña?
Yo siempre estoy abierto al amor, porque las mujeres son la mayor bendición del planeta. Yo soy una víctima del amor, por eso es que me tienen embrujado.

¿Qué características debe tener la mujer que hechice al Chapo?
Debe tener 90-60-90 –bromea el cantante– hablando en serio creo que debe ser una mujer tierna y cariñosa. Para mí eso es lo más importante.

¿Cómo es el proceso creativo del Chapo porque dices que vives para la música?
Y es así. Fíjate, cuando yo estoy triste escucho música y cuando estoy contento [también]. En los buenos y en los malos momentos estoy rodeado de música. Hasta cuando me voy a dormir estoy escuchando música. Aunque ese momento es muy especial para mí, porque es justo ahí cuando escucho los temas que estoy trabajando. Los escucho y los escucho. Ahí es cuando me viene la inspiración, si hay que hacer alguna corrección o si hay que soltarlos y ya.

¿Es verdad que fue tu abuelo quien te empezó a decir Chapo y que fue él quien te inculcó el amor por los caballos?
Sí, ambas cosas son ciertas. Creo que es una de las anécdotas más bonitas de mi infancia, porque mi abuelo me protegía mucho, pero como yo era medio flaquito, así sin mucha carnita, él me decía Chapo y no le gustaba que me subiera a los caballos, porque le daba miedo, entonces me dejaba montar un burro. Yo recuerdo que una vez le dije ‘hoy te voy a decir dos cosas abuelo: un día voy a tocar bien el clarinete y voy a tener no uno sino muchos caballos para montar’. Lo primero se lo cumplí a los 11 años. A esa edad, ya andaba yo en bandas tocando mi clarinete. Lo segundo me tomó un poco más de tiempo, pero con el favor de Dios creo que hoy en día el abuelo estaría muy feliz con el espectáculo ecuestre que hemos diseñado.

Escucha al Chapo de Sinaloa cantando “embrujado”, sencillo promocional de su nueva producción discográfica

http:/www.youtube.com/embed/q0oqADWLaKM

You May Like

EDIT POST