Mateo García
María Morales
September 19, 2005 AT 12:00 PM EDT

Los vientos del huracán Katrina aullaban y sacudían las palmeras en el patio de Dayanara Torres en el noroeste de Miami a finales de agosto, pero en la relativa calma del interior de la casa la ex Miss Universo puertorriqueña sólo tenía cabeza para una cosa: empacar. “Me la pasé metiendo la ropa y las películas de Disney de los niños en maletas”, dice Torres, de 30 años, quien justo una semana después de esa noche dejó el sur de la Florida con sus hijos Cristian y Ryan para emprender una nueva vida en busca de las luces y cámaras de Hollywood. “No sé, por alguna razón yo sé que va a ser un buen cambio irme a vivir a Los Ángeles. Estoy sin miedo, súper feliz y loca por estar allá”.

Si bien Katrina trajo consigo fuertes vientos en materia de cambios geográficos para Torres, también le inyectaron un cierto aire de escándalo a su última semana en Miami. Durante una entrevista con PEOPLE EN ESPAÑOL días antes de partir para la costa oeste del país, Torres habló del viaje y de su reciente trabajo como modelo en un vídeo del cantante Frankie J –a quien ella catalogó como sólo “un buen amigo” a la vez que se sonrojaba y reía como una colegiala. “Él es muy lindo, tan dulce, tan sencillo”, dijo entonces una risueña Torres, quien también admitió al programa Escándalo TV (Telefutura) que Frankie J le había dado los besos más dulces de su vida durante la grabación del vídeo de la canción “Mucho más” y le había causado maripositas en el estómago. “Me cae súper bien”.Lo que no le pudo caer del todo bien dos días después fue el ver a la esposa de Frankie J en una entrevista en la televisión durante la cual habló de una supuesta relación entre su esposo y la ex reina de belleza –cosa que ambos niegan. Contactada por PEOPLE EN ESPAÑOL en su casa en Houston, Griselda Grace Bautista aseguró que Frankie J y ella aún estaban viviendo juntos a pesar de que éste había dicho en un comunicado de prensa que la pareja estaba en trámites de divorcio. “Uno nunca termina de conocer a la gente”, asegura Bautista, quien tiene dos niños pequeños con el cantante. “Ahora toda la gente lo mira como el Frankie inocente, el pobrecito que está pasando por un divorcio. Y está engañando a todos”.

De Torres, quien fue captada por un paparazzo en un vídeo caminando con el cantante por las calles de Miami Beach el fin de semana de los premios de vídeos musicales de la cadena MTV, Bautista agrega: “No tengo sentimientos malos por ella. Frankie me dijo: ‘Ella no sabe que estoy casado’. Me dolió verla –en televisión hablando de Frankie– tan ilusionada con un mentiroso. Él estaba jugando con ella y conmigo a la misma vez”.

Tras las declaraciones de Bautista, Torres aseguró a PEOPLE EN ESPAÑOL que desconocía que Frankie estuviese en trámites de divorcio y aún casado. “Yo sería incapaz de involucrarme con un hombre que esté en una relación, especialmente después de lo que me pasó a mí”, dijo Torres refiriéndose a lo que sufrió cuando se divorció del cantante Marc Anthony y a los pocos días éste se casó, para sorpresa de ella, con la también cantante y actriz Jennifer López. “Entre Frankie y yo sólo ha existido una amistad”. Ante todo esto, Frankie J admitió que jamás le habló a Torres sobre su estado civil, pero recalcó que su relación con ella era transparente. “Entre ella y yo nunca ha habido ningún romance y sólo nos une una amistad bonita basada en respeto mutuo”, dijo en el mismo comunicado donde afirmó que sí se está divorciando de su esposa, quien, según él, “no habló la verdad”.

La amiga y publicista de Torres, Jennifer [Nieman-Abad], al dejar el incidente atrás (“Es ridículo. Aparte de un coqueteo, allí no hubo nada más, fue algo bien inocente”), asegura que la ex Miss Universo no está ni despechada ni deshecha por lo ocurrido. Más bien, aclara su hermana, Jeannette Torres-Álvarez, Torres está que salta de felicidad por su traslado a Los Ángeles, donde espera entrar de lleno en el mundo del cine y la televisión. “Ella tomó el tiempo necesario para recuperarse de todo lo que ha pasado en los últimos años”, dice Torres-Álvarez, quien recientemente tuvo una bebé, Andrea Paola. “Mi hermana ahora está muy bien, gracias a Dios, y está haciendo lo que ella quiere hacer con su vida. Ya era hora”.A su llegada a la meca del cine norteamericano, Torres no tardó en rehacer su vida. Acompañada por sus hijos, su madre y la niñera de los chicos, se ha instalado temporalmente en un apartamento en West Hollywood y ha comenzado a entrevistarse con agentes y otros ejecutivos para trazar su futuro laboral. Esa tarea se le hace mucho más fácil ya estando en California si se compara con el ir y venir que tenía desde Miami, dice. “A Jennifer –Nieman-Abad– le llegaba la lista de papeles en Los Ángeles que decía: ‘Necesitamos a una mujer alta, latina, de pelo negro mañana a tal hora’ “, dice Torres. “Y yo en Miami me decía: ‘Me pego un tiro’. ¿Qué iba a hacer? ¿Coger el primer avión? No. Además cuesta un ojo de la cara viajar de un día para otro”.

Su nuevo día en su nuevo hogar le abrirá las puertas a nuevas oportunidades, afirma Torres, quien aparte de modelar ya había actuado en años recientes en la telenovela The Young and the Restless (CBS), que se graba en Los Ángeles, y había fungido como corresponsal del programa sobre farándula Access Hollywood (NBC). “Quiero tomar clases de actuación, de reducción de acento”, dice Torres. “Y nada, cuando sea el momento de trabajar, estar lista para cualquier cosa”.

Además de sus atributos físicos, Torres tiene otra tremenda carta de presentación. “Dayanara es inteligente, enfocada y trabaja arduamente”, asegura Rob K. Silverstein, productor ejecutivo de Access Hollywood. A esa mezcla hay que agregarle un nivel de crecimiento que se ha ganado a tesón, aclara su madre, Lucy Delgado.
Lea esta historia completa en la nueva edición de PEOPLE EN ESPAÑOL, que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST