WireImage
People Staff
October 22, 2009 AT 03:00 PM EDT

Finalizando un viaje maratónico en el que visitó tres países: España, México y Estados Unidos en menos de 36 horas, David Bisbal presentó ayer un mini recital en el lounge Santos de Lincoln Road en Miami.

El cantante español de 30 años dijo que al subirse al majestuoso avión con su nombre e imagen que lo llevó por este trayecto trasatlántico, comenzó a rezar un Padre Nuestro. Pero no, en el aire no cantó “Ave Maria”, sino “Mi princesa” y “Esclavo de sus besos”, dos temas de su nueva producción Sin Mirar Atrás (Universal Music Latina), con los que también deleitó a sus fanáticos en Miami.

“Tenemos una sonrisa en el alma”, dijo el cantante sobre su nominación al Latin GRAMMY por la balada “Aquí estoy yo” junto a Luis Fonsi, Noel Schajris y Aleks Syntek. “Si lo recibimos, estaremos más que contentos”.

Así está también con la noticia de que pronto se convertirá en padre de una niña. “Cuando recibí la noticia dije: Dios mío ¿que voy a hacer si tengo un calendario ya firmado prácticamente hasta el 2010?, pero gracias a Dios tengo una pareja que es una maravilla”, dijo sobre su novia Elena Tablada, de 28 años. “Me abrió el corazón y me dijo: ‘si ha llegado en este momento es porque Dios lo ha querido así. Tú no vas a cancelar absolutamente nada. Te vas a dedicar a tu música'”.

Bisbal también se mostró emocionado de iniciar en enero una gira mundial que lo llevará por Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. El cantante dijo que él y su pareja aun no habían decido en que país nacería la pequeña. “Donde sea será bienvenida al mundo”, dijo Bisbal, “y será recibida con amor”.

Eso si, aunque está dispuesto a cambiar pañales dijo no saberse una sola canción de cuna. “Ojalá se contente con mis canciones”, bromeó el almeriano y agregó de este momento que vive: “estoy muy contento, muy completo”.

You May Like

EDIT POST