Getty Images
People Staff
October 12, 2010 AT 02:55 PM EDT

Luego de conocerse que Courteney Cox y David Arquette iniciaron un proceso de separación para revisar su matrimonio tras 11 años de casados, el actor insinuó que en gran parte la culpa fue por su inmadurez, pero espera que las cosas entre ellos no terminen con un triste final.

“Ella me decía que ya no quería ser mi madre. Le agradecí eso, lo respeté. He estado yendo a terapia y estoy intentando madurar”, comentó el actor de 39 años en diálogo con Howard Stern en su programa radial de Sirius Radio, donde en tono triste agregó que ya tenían cuatro meses sin tener relaciones íntimas.

“Nosotros no tenemos sexo y yo lo entiendo completamente. Ella es un ser muy sensible. Ella es una mujer sorprendente y si no están las cosas bien entre nosotros, no puede vincularse de ese modo”.

El anuncio de la separación de la pareja, que trabaja en la serie de televisión Cougar Town, protagonizada por Cox, tomó por sopresa a todos en el set de grabación del programa, pues nadie había notado nada extraño.

“Hacía tiempo que acordamos comenzar un proceso de separación para revisar nuestro matrimonio”, escribieron Cox y Arquette en un comunicado. “La razón de esta separación es entendernos mejor a nosotros mismos, entender las cualidades que necesitamos en nuestra pareja y las que necesitamos para que nuestro matrimonio funcione”.

Pero a pesar de su separación, el actor aseguró que Cox seguirá siendo su mejor amiga y la describió como una mujer maravillosa.

“Ella es la mujer más grandiosa que haya conocido en mi vida. Ella trata de ayudar a todos en sus problemas, ella trata de ser la mamá de todos”.

La pareja aseguró que mientras transcurre este proceso, ambos seguirán velando por el bienestar de su hija de 6 años y pidieron respeto a sus amigos, familiares y a la prensa.

“Todavía nos amamos profundamente. Mientras avanzamos en este proceso estamos decididos a usar la bondad y el entendimiento para superarlo juntos”.

You May Like

EDIT POST