20th Century Fox
Vicglamar Torres/NYC
January 03, 2011 AT 05:00 PM EST

Danny Trejo creció en Pacoima, un vecindario del californiano Valle de de San Fernando, CA. Las calles fueron su escuela. Aunque las enseñanzas no fueron de cuentos de hadas. La adicción a la heroína y otros problemas lo llevaron a ser encarcelado en la prisión de San Quentin, donde el joven siguió desarrollando una pasión que ya había adquirido antes de la condena: el boxeo.

Fuera de la cárcel y por una casualidad de la vida, fue invitado por una amigo a una audición para actuar. Ahí, Trejo inicialmente consiguió un papel como extra. Pero el escritor de la cinta y ex convicto Edward Bunker reconoció a su ex compañero de prisión y le ofreció a Trejo más de $300 dólares por día por entrenar al actor Eric Roberts, uno de los protagonistas de la cinta.

Así inició la carrera cinematográfica de Danny Trejo, uno de los actores latinos más recios de Hollywood y el protagonista de la fantástica cinta Machete, que hoy llega al público en formato de DVD y Blu-Ray.

Machete, dirigida por Robert Rodríguez es una cinta en la que la crítica social se hila finamente a través del humor negro y donde Danny Trejo se convierte en el héroe más antihéroe que se pueda haber visto en pantalla en los últimos tiempos.

Machete como personaje es un héroe muy diferente al que estamos acostumbrados. No se parece a ningún otro. ¿Cómo fue el proceso de construirlo?
¿Me estás diciendo feo? –dispara en medio de un ataque de risas el actor de 66 años– Pues sí, “Machete” es feo y como yo soy “Machete” pues soy feo. La verdad es que “Machete” nació en una cinta llamada Desperado, que también era de Robert [Rodríguez] y nos quedamos con ganas de hacer algo porque es un personaje muy curioso. Es un tipo rudo, honesto, me gusta mucho.

Hablando del director, ¿cómo se siente al trabajar con él, quien además de ser un cineaste creativo e inteligente es su primo?
Lo talentoso lo llevamos en la sangre – bromea mientras vuelve a reírse–. Creo que Robert es un tipo brillante. Ha logrado un lenguaje muy suyo. Me gusta ese estilo retador y humorístico que tiene. Fíjate que no sabíamos que éramos primos. Lo descubrimos justamente cuando estábamos grabando Desperado. Así que trabajar con é les un gusto doble: porque lo admiro y porque el negocio queda entre familia.

Algunas personas llegaron a decir que la película era una crítica a las políticas de inmigración de los Estados Unidos, ¿esto es así?
Machete es una crítica a todo: a los gobiernos, no solo el americano o el mexicano, a todos, al que le caiga. Es una crítica a la sociedad y a algunos de sus valores retorcidos e hipócritas. Allí está reflejada una lucha por la justicia que se aplica a todos los niveles de la sociedad. A veces hay luchas individuales muy duras y a veces los héroes están donde menos los vemos, están en nosotros mismos.

Esa parece una reflexión autobiográfica. Usted que ha pasado por tantas situaciones difíciles en su vida, ¿qué le aconseja a las personas que creen que no hay salida?Pues que sigan luchando. Me gusta hablar de mi vida, me gusta ir a las escuelas y decirles a los chicos: caminen derecho que sí hay opciones. Me gusta que sepan que uno puede trazarse metas y cumplirlas. A los primeros a quienes he tratado de darles un buen ejemplo es a mis hijos. Mi hija aparece en Machete. Está luchando por abrirse paso en la industria y mi hijo es músico.

Pero, dicho así parece fácil y seguramente su carrera ha sido muy difícil. ¿Alguna vez se sintió discriminado siendo latino, por ejemplo?
¿Tú crees que alguien se atrevería a discriminar abiertamente a un tipo como yo? – vuelve a bromear el actor de origen mexicano– Creo que con mi cara lo menos que quieres es jugar conmigo.

You May Like

EDIT POST