Alberto Navarro / Talento Latino
Yoselín Acevedo / NYC
April 30, 2010 AT 08:00 PM EDT

Son muy pocos los actores que tienen la oportunidad de tener dos telenovelas al aire al mismo tiempo. Pero, afortunadamente, y gracias a su determinación, entrega y deseo vehemente de triunfar en la carrera que lo apasiona, Daniel Elbittar goza de esta dicha, tanto en México como (a partir de este lunes) en estados Unidos.

Su telenovela Pecadora, que ya se transmite por Cadena Tres en México y en la que comparte créditos con Eduardo Capetillo y Litzy Domínguez, se estrena este lunes en Estados Unidos por la cadena Univisión, al mismo tiempo que su trama Vidas robadas se transmite por TV Azteca en ambos países.

Y mientras que el actor venezolano describe su personaje en Pecadora como “un muchacho noble, bueno, humano, que se desvive por la protagonista”, Javier Villafañe, su personaje en Vidas robadas, “es un hombre totalmente traicionero, el típico villano, súper sexual”.

Para el actor de 30 años, el poder encarnar a la misma vez a dos personajes completamente distintos le da la oportunidad de mostrar al público que puede ofrecer más que una cara linda y un cuerpo de infarto. “Esto le da al televidente la oportunidad de ver dos trabajos totalmente diferentes”, comenta el histrión de 30 años. “La oportunidad de ver que hay preparación, que tengo experiencia”.

Y, como si el trabajo actoral que ha realizado durante 12 años de carrera en Venezuela, Estados Unidos y México fuera poco, Elbittar cuenta con el amadrinamiento profesional de la reconocida actriz mexicana Christian Bach, su compañera en Vidas robadas. “Para mí es un gran orgullo. Ha sido una gran escuela y sigue siendo un aprendizaje. Me ha ayudado muchísimo, trabajar con ella y hacer las escenas de villano con ella es súper divertido”, expresa el actor sobre su experiencia de trabajar con la legendaria actriz. “Estoy aquí como una esponja aprendiendo de ella, porque además de que es una leyenda de las telenovelas, también es productora y conoce muchísimo de este negocio. Y yo, contento de trabajar con ella”.

Además del apoyo de Bach, el venezolano agradece el recibimiento que ha tenido por parte del público mexicano. “Estoy muy agradecido de la gente aquí. México es el Hollywood de las telenovelas y siento que sí he tenido un buen recibimiento en aquí”, asegura, al momento que reconoce que es un mercado muy difícil. “Sí es un mercado difícil. Tienes que tener el acento, un buen estado físico, pero también tienes que tener la preparación, porque, si no, eres una cara bonita más. Y por ser un mercado más exigente, estoy trabajando más fuerte. Estoy muy contento y la gente me está recibiendo muy bien”.

Pero, aunque es puramente venezolano, Elbittar lleva a México en sus venas. “Mis abuelos maternos son de México, de Sonora”, nos cuenta. “Tengo una mezcla méxico-venezolana”.

Aunque su sueño es algún día llegar a Hollywood, por el momento Elbittar disfruta del éxito que va alcanzando en la tierra azteca. “Estoy empezando ya a ver los frutos que he sembrado”, dice con convicción y se muestra contento por la experiencia positiva que ha tenido con TV Azteca. “Ya se está hablando de que me quieren poner a protagonizar [alguna otra telenovela]. Estoy trabajando al cien por ciento”.

You May Like

EDIT POST