getty images
People Staff
June 26, 2006 AT 06:00 PM EDT

Ninel Conde recibió este sábado el alta del hospital donde fue ingresada el viernes tras sufrir graves malestares estomacales. La crisis de la actriz y cantante se desató al término de las grabaciones de su vídeo “El bombón asesino”, que se realizaron el jueves pasado en Ciudad de México. Una vez en el centro médico, la estrella de Rebelde (Univisión) fue diagnosticada con un cuadro de gastroenteritis, vómito y diarrea.

“El vídeo lo grabamos el jueves de las 9 de la mañana a las 5 de la madrugada del viernes”, comentó a Peopleenespanol.com Joe Bonilla, publicista de Conde. “Ella estuvo [en las grabaciones] enfermísima, muy delicada”. Por tal motivo, al estrella fue ingresada de emergencia en el hospital Los Ángeles de Interlomas, al norte de la capital mexicana.

La hospitalización de Conde generó conflictos con sus apretada agenda de trabajo que este fin de semana incluía tres conciertos en Washington, D.C. “[La cancelación] fue una lata”, comentó Bonilla, “porque [el organizador] quería demandar, pero luego ya se calmó. Se reagendaron las fechas y se devolvieron los tickets”, dijo.

Y aunque la cantante y actriz mantuvo reposo el domingo, enseguida viajará a Miami, para grabar una edición del programa Sábado gigante (Univisión) que se transmitirá en julio. “Está súper delicada y va a seguir una dieta líquida”, dijo Bonilla. “[Tiene que llevar] un régimen alimenticio. Ella trabaja muchísimo, es madre soltera [de una niña] y de verdad que necesita descansar”. No suena mala la idea.

You May Like

EDIT POST