Getty Images
People Staff
February 23, 2006 AT 02:00 PM EST

Itatí Cantoral se salvó de una buena y ahora puede contarlo, ya que ayer (miércoles) por la tarde abandonó el hospital donde estuvo internada por casi una semana para que le extirparan quirúrgicamente una peligrosa infección.

“Los médicos [que la atendieron] me dijeron que no era broma, y que me podía morir”, declaró la actriz a su salida del centro médico al diario mexicano Reforma respecto del estafilococo dorado que le detectaron entre el músculo y la piel.

La infección derivó de una operación que le practicaron a la protagonista de El alma herida hace varios meses en Colombia para removerle dos hernias, resultantes del parto de sus dos hijos gemelos en el 2000. Sin embargo, Cantoral presentó un rechazo al material de la sutura y durante seis meses estuvo tomando antibióticos para contrarrestar la infección que se manifestaba en forma de pus que le salía por el ombligo. Con el paso de los meses la estrella mexicana fue empeorando y el 14 de febrero pasado los médicos decidieron operarla.

La actriz tendrá que reposar mínimo dos meses, por lo cual deberá abandonar temporalmente Cabaret, el musical que protagoniza. Sin embargo, la bella no se amilana, ya que confía en volver pronto a la obra y comenzar a grabar la cinta Mazedo, al lado del reconocido actor mexicanoamericano Edward James Olmos, Kate del Castillo y Freddy Rodríguez.

You May Like

EDIT POST