Carole Joseph
People Staff
February 04, 2009 AT 04:00 PM EST

Depresión, ansiedad y mucha tristeza habían sido los sentimientos que albergaban al cantante José José, después de que el pasado mes de noviembre, su esposa, Sara Salazar, fuera víctima de un derrame cerebral en Acapulco, México.

Pero para su fortuna, esos sentimientos de desesperanza se han transformado en felicidad el día de hoy. Pues después de permanecer inconsciente durante tres meses en un hospital en la Ciudad de México, Sarita –como la llaman cariñosamente– fue dada de alta, dio sus primeros pasos y podrá regresar a Miami junto a sus hijas y a su Príncipe de la canción. “Doy gracias a Dios”, fueron las primeras palabras que logró emitir Salazar.

Por su parte, el intérprete de “Lo dudo” agradeció no sólo a Dios, sino amigos y a sus fieles seguidores, quienes nunca lo abandonaron durante esta intensa lucha. “Estoy feliz”, declaró el cantante, quien no desaprovechó la ocasión para agradecer intensamente al empresario Jaime Camil – padre del joven actor y cantante Jaime Camil–, quien inmediatamente que se enteró del desagradable percance de la pareja, no reparó en tomar uno de sus aviones privados para ponerlos a servicio del cantante y su esposa, quienes fueron trasladados a la Ciudad de México a tan sólo unas cuantas horas después del incidente.

“Los sacrificios han sido muchos”, declaró Monique, hija mayor de Sarita. “Hemos vivido en el cuarto de hotel porque no tenemos casa e México, pero estamos muy felices, esto es lo que hemos estado esperando”.

Respecto a su situación económica, la cual ha declarado que es precaria, José José reiteró que tiene fe que todo se solucionará. “Tengo una cuenta muy grande del hospital que aún o he visto”, dijo mientras acariciaba cariñosamente a su esposa. “Pero lo importante es que mi esposa está bien”.

You May Like

EDIT POST