Carlos Montelara / Media Connection
Andrés Martínez Tutek/NYC
September 28, 2010 AT 06:00 PM EDT

El nombre de Cynthia Olavarría comenzó a sonar con fuerza hace varios años tras su incursión en concursos de belleza en Puerto Rico, pero fue en el 2005 cuando el mundo la conoció, pues estuvo a un pelo de convertirse en Miss Universo.

A pesar de haber ocupado el segundo lugar, en opinión de muchos de manera injusta, la linda boricua se secó las lágrimas, celebró su virreinato y siguió su camino. Se convirtió en entrenadora de pasarela de las concursantes de Nuestra belleza latina, hizo una telenovela en internet, fue conductora de televisión y todo esto le sirvió para prepararse para el reto que hoy tiene en sus manos, brillar en el mundo de los melodramas.

Con un poquito de esfuerzo y mucho entrenamiento, se conviritó en Lucy Saldaña, una masajista con carita de yo no fui, en la telenovela de Telemundo Alguien te mira. Y con esos enormes ojos y su cara angelical, esta mujer está preparada para hacer y deshacer en la historia protagonizada por Danna García y Christian Meier.

Tan bella como siempre, la ex virreina universal, de 28 años habló con nosotros sobre su personaje, nos contó que está dedicada cien por ciento a su carrera como actriz y aunque no lo crean nos confesó que su corazoncito está abandonado. Eso sí, si alguien se atreve a tomar el reto de conquistarla hay una lista de requisitos que se tiene que cumplir. Aunque los prefiere guapos y altos, los chaparritos también pueden hacer el intento por alcanzarla si tienen buen sentido del humor y personalidad arrolladora. El premio, uno de los masajes de Lucy y la simpatía de la Olavarría.

¿Qué significa para ti haberle dado vida a una mujer tan tremenda como Lucy?
Es una maravilla puesto que estoy viviendo una etapa de las más divertidas de mi vida. Interpretar a Lucy Margarita Saldaña es un lujo. Aquí soy una mujer de muchas pasiones; soy masajista de profesión pero guerrera de corazón. Es una mujer simpatica, alegre, liberada sexualmente y fuerte de carácter. Yo digo que ella es más fuerte que el odio y está dispuesta a luchar por lo que quiere sin medir consecuencias. Algo curiso es que utiliza lentes y detrás de esos lentes esconde muchas cosas que ustedes tienen que descubrir. Lucy es capaz de hacer cualquier cosa por conseguir lo que quiere sin medirse. Tienen que ver Alguien te mira porque ahí soy una bomba de tiempo disfrazada que cordero.

¿Y en la vida real tus masajes son tan buenos como en la telenovela?
(Se ríe) La verdad tuve que aprender porque no era tan buena, pero ahora los sé dar en la vida real, eso fue parte de la prepación para ser masajista de la clínica, lo bueno, es que ya tengo experiencia y los puedo seguir usando.

¿Cuáles han sido tus participaciones en los medios?
Comencé involucrada con los certámenes de belleza, luego fui instructora de pasarela de las chicas de Nuestra belleza latina y luego fui conductora, pero en realidad esta es mi tercera participación en telenovelas. La segunda fue Mi adorada Malena que la hice con Julian Gil.

¿Crees que si hubieras sido Miss Universo el camino para ser actriz hubiera sido más fácil?
Creo que el ganar o no ganar no es tan importante, lo más importante es el acceso a la exposición internacional que tengas pues hay muchas Miss Universo que no son tan conocidas y hay otras ex reinas que sin haber ganado como: Gaby Spanic, Scarlet Ortiz o Jackie Bracamontes se han convertido en reconocidas actrices. La clave está en saber aprovechar las oportunidades cuando te expones y buscar la manera para labrar tu camino y tu carrera.

El año en que concursaste eras la gran favorita ¿No fue duro quedar en segundo lugar?
Nunca me senté a pensar a darle cabeza a eso porque soy positiva. Trato de mirar todo de una buena forma y no sólo creo que lo que no te mata te hace muy fuerte, sino que pienso que ‘el éxito tiene muchos padres pero el fracaso es huérfano’. Ese es uno de mis lemas en la vida, pues uno se puede encontrar a muchas personas que te dicen que alcanzaste esto o lo otro por el certámen, pero el trabajo de uno, ese esfuerzo y el prepararte para la vida es lo que marca todo.

¿Cómo andas en asuntos de amor?
Con las tres S: soltera, sin compromiso, y solicitando (se ríe). No, la verdad es que ando sola pero no he tenido tiempo para estar buscando y más ahora cuando acabo de entrar a grabar, pero si me das la oportunidad de escoger para tener ese hombre ideal te diría que pondria a Christian Meier, Rafael Amaya y David Chocarro en una licuadora y así obtendría la mezcla perfecta, obtendría la dulzura de Christian, el magnetismo de Rafa y la personalidad de David.

Imáginate qué tienes que conquistarme y soy inalcanzable para ti, ¿qué técnicas utilizarías?
(Se ríe) Ay Dios mío. Déjame pensar. Definitivamente lo que sé es que no va a ser con ninguna de las técnicas de Lucía, porque no soy el tipo de mujer que da el primer paso, porque en vez de conquistar prefiero que me conquisten. Si le intereso a alguien, me lo tiene que hacer saber él porque con eso me muestra de qué está hecho. No me gustan los hombres inseguros y si a alguien le da miedo acercarse, ya sé que no va a funcionar. Tiene que ser extrovertido y que se haga sentir. También tiene que ser guapo y alto.

¿Osea que los chaparritos no pueden ni hacerse ilusiones?
(Se ríe) Sí, lo siento, es verdad me gustan los hombres guapos y altos, pero creo si están chiquitos hay que verlos a ver si se pueden trabajar (se ríe), eso sí que sean guapos y con personalidad arrolladora.

You May Like

EDIT POST