Rogers & Cowan
Andrés Martínez Tutek/NYC
March 16, 2009 AT 06:00 PM EDT

CuCu Diamantes se autodenomina loca, pero es justo esa extravagancia la que ha llevado a esta cubana a realizar un sólido álbum debut como solista, lleno de vida y ritmos que, sin duda, pondrá a más de uno en ese estado mental.

En entrevista con People En Espanol.com, la ex integrante del grupo Yerba Buena nos habló sobre su esperada producción CuCuLand, con el que “hizo el amor” en el estudio, y el cual hoy sale a la venta.

¿Cuál es el concepto de CuCuLand?…
Mi propuesta se llama CuCuLand, el universo de CuCu. Es un disco que muestra un estado mental lleno de amor. Un disco con el quiero lograr que los que están en una relación que no sirve digan: “voy a cambiar” y los que quieren estar con alguien, pues que decidan luchar por eso.

¿A qué suena?
Yo vengo de un grupo que se llama Yerba Buena y sigo la filosofía de sus integrantes que es mantener un gusto muy ecléctico y tolerante hacia todo tipo de música y aquí, yo utilicé en cada canción lo que pensaba que cada tema necesitaba. Andrés Levin (su novio, y productor de Ely Guerra y Ana Torroja, entre otros) tocó todos los bajos y las guitarras del disco, le dio el feeling a cada canción y era como estar haciendo el amor en el estudio con todos los instrumentos. Cada una tiene su propio universo. Es un material muy variado con fusiones de cumbia, hip hop, son y de todo, pero hechas de una manera muy simple.

var brightcovevideoid = ‘16683932001’;var brightcovewidth = ‘364’;var brightcoveheight = ‘276’;[an error occurred while processing this directive]

CuCu Diamantes: “Más fuerte”, dirigido por Andrés Levin

Visita CuCuDiamantes.com

¿Has estado metida siempre en el mundo de la música?
Sí y no. Yo salí de Cuba siendo jovencita y estudié historia del arte y restauración en Roma, pero lo que me apasionaba siempre era hacer música. Hice coros en un grupo de salsa en Roma donde no me pagaban nada pero me encantaba y cuando me mudé a Nueva York, decidí dedicarme completamente a la música. Aquí no había mucho que restaurar.

¿Usaste la restauración para pulir tu talento?
La verdad, sí. Llevo haciendo música durante los últimos 14 años y aprendí a vivir sin miedo y a romper las reglas, pues creo que si no rompes las reglas no creas nada nuevo, y gracias a eso, aquí sigo, en mi viaje por CuCuland.

No te llamas CuCu… ¿o sí?
(Risas) Mi nombre real es un nombre que no me apasiona. Yo me llamo Ileana, pero yo no lo escogí, me lo pusieron a fuerza y cuando entré a Yerba Buena, no sé por qué, yo empecé a llamar CuCu a Andrés Levín y, un día, unos amigos chilenos me dijeron que en realidad CuCu no era él, CuCu era yo. Lo pensé y me di cuenta que era verdad y desde ahí lo veo como mi alter-ego, como la persona que no es tímida, que se sube a un escenario y que es un poco crazy. Me gusta mucho.

¿Y de verdad sí te vuelves loca?
Sí, un poco. La locura es gozar y es alboroto. Uno a veces ni sabe de dónde vienen esas cosas, pues es como el efecto sin causa, como decía el escritor Cabrera Infante: “el amor es un efecto sin causa” y pienso que esto de CuCu también. Todos tenemos un poco de locura, y eso nos ayuda a sobrellevar esta vida.

You May Like

EDIT POST