Getty Images
People Staff
November 25, 2009 AT 06:00 AM EST

Un día después de haber sido enviada a la cárcel Santa Martha Acatitla de la capital mexicana, Valentina de Albornoz, la cosmetóloga a quien Alejandra Guzmán responsabiliza de haberla puesto al borde de la muerte tras un procedimiento estético en los glúteos que se practicó en una de las clínicas de la detenida, rindió declaración ante el juzgado 52.

La reclusa, quien espera conocer en las próximas horas si podrá solicitar libertad condicional o no, aceptó ante la juez Irma Guadalupe García Mendoza que no contaba con la preparación necesaria ni con las licencias requeridas para practicar procedimientos estéticos, según lo dio a conocer Agencia México.

En su diligencia judicial, Albornoz explicó que a nivel educativo sólo cuenta con la preparatoria y que era publirrelacionista, por lo que la mayoría de los tratamientos que se realizaban en sus clínicas corrían por cuenta de su equipo de doctores.

Desde que estalló el escándalo contra la reconocida cosmetóloga, su abogado defensor ha tratado de demostrar que De Albornoz no actúo con dolo y que fueron los médicos que trabajaban para ella los responsables de los daños que las denunciantes, entre ellas la intérprete de “Reina de corazones”, aseguran haber sufrido.

De Albornoz enfrenta acusaciones por los presuntos delitos de lesiones dolosas eventuales en contra de por lo menos 22 mujeres que denunciaron haber sufrido daños, deformaciones y hasta amputaciones a consecuencia de los tratamientos estéticos a los que se sometieron en sus clínicas.

SI TIENES CUENTA EN FACEBOOK DANOS TU OPINIÓN DE LA NOTA

You May Like