Univision
Andrés Martínez Tutek
February 10, 2011 AT 06:00 PM EST

El día de la boda todo parece un cuento de hadas. Las novias lucen como princesas y los caballeros parecen sacados de una película mientras desbordan amor y una que otra escena de nerviosismo. Pero cuando pasan los años, la historia cambia y se convierte en una carrera en la que hay que superar todo tipo de obstáculos para salir adelante. En ese cuento las princesa y los príncipes muchas veces se vuelven sapos y por momentos las parejas quisieran tener una varita mágica para desaparecerlos.

Esos sentimientos son los que aborda el El peso del matrimonio, el nuevo programa de Galavisión, conducido por Claudia Caporal, quien tiene el reto de fungir como hada madrina y activar esa magia en varias parejas que con el paso de los años han caido en la monotonía y han ganado varias libritas de más.

“Esto no es Laura ni el programa de la doctora Nancy, esto es una cosa real y la idea es meterle un poco de chispa al show y que hagamos que funcione para todo el mundo viendo el día a día de las parejas durante seis semanas”, comentó la venezolana en entrevista con PeopleEnEspanol.com.

Pero el reto de las parejas no es solo sentir de nuevo esas maripositas en el estómago sino también entender que la imagen física es importante y hay que decirle “adiós” a la gula y “hola” al ejercicio.

“Uno de los retos grandes es que hay que perder peso para caber de nuevo en la misma ropa con la que se casaron porque más de una se metía en esos vestidos y casi que me sacaban un ojo con el botón”, comenta la presentadora con una enorme carcajada.

Y es que Caporal entiende a los matrimonios participantes porque ella ha vivido en carne propia las mieles y sinsabores de tener una familia y reconoce que a veces hay detalles tan simples con los que todos los televidentes pueden sentirse identificados.

“Yo como una mujer casada vivo exactamente eso con mi pareja. Por ejemplo, anoche no podía dormir porque estaba angustiada y mi marido se la pasó roncando. Creo que no importa la edad, ni la nacionalidad ni la ciudad donde vivas, aquí todos estamos pasando por las mismas cosas”, comentó. “Las mujeres nos comemos esa historia de que cuando nos casamos ya agarramos a alguien y nos relajamos. Pensamos que ya llegamos a la meta y para ambos es apenas el comienzo de esa maratón, es una batalla diaria”.

Al finalizar el programa las parejas verán si el peso del matrimonio se logró reducir un poco o si fue una causa pérdida, pero la conductora promete historias muy interesantes y motivadoras.

“El show va por ese camino. La idea es ayudar a esa gente a rescatar esa magia y la parte fisica está pegada a todo eso porque muchas veces cuando estamos mal la pagamos con la comida y si cumplimos ese propósito de recuperar esos detalles ya por ahí va a ser un éxito”.

Y al preguntarle a la guapa venezolana si en su caso es válido afirmar que ha sentido el matrimonio como un peso enorme gracias “al gordito” comelón que tiene en casa, vuelve a soltar una carcajada y sincera su corazón.

“Eso varía porque hay días que sí sientes el matrimonio como un pesito liviano pero hay otros días que se vuelve un peso enorme y uno ni quiere ver a la otra persona, pero el amor salva todo”.

You May Like

EDIT POST