getty images
People Staff
August 14, 2007 AT 03:00 PM EDT

La semana pasada, el ex esposo de Britney Spears, Kevin Federline, sometió una petición legal con la que busca obtener la custodia física de sus dos hijos. Ahora, su abogado, Mark Vincent Kaplan, citó a la ex asistente de Spears, Shannon Funk, a su amiga de toda la vida, Alli Sims, y a su guardaespaldas, Daimon Shippen, para que testifiquen en esta batalla legal.

Funk, quien sirvió como asistente de la cantante de 25 años por menos de tres semanas, antes de que ésta la despidiera, fue requerida legalmente la noche del martes en el aeropuerto de Long Beach, CA. Por su parte, Shippen, quien se rumoró en algunos medios había estado vinculado sentimentalmente con Spears, recibió los documentos legales la noche del lunes, cuando salía de su auto en Santa Mónica, CA. A Sims, de 26, le fueron entregados los documentos a su salida de una fiesta, a la que había asistido con Spears, a las 2:30 de la madrugada del domingo pasado.

El abogado de Federline, de 29, busca que estos allegados de la cantante testifiquen acerca de la capacidad como madre de Spears; si consume alcohol delante de sus hijos Sean Preston, de 1 año 11 meses, y Jayden James, de 11 meses, y si les cambia los pañales. Desde el nacimiento de su primer bebé, la Princesa del Pop ha sido criticada en varios medios por el descuido hacia sus pequeños y por su forma errática de conducirse. Sin embargo, en una entrevista con People.com, Sims declaró que Spears “es una madre estupenda…Britney ama a esos niños con locura. Y ellos la adoran”.

You May Like

EDIT POST