People en Espanol logo

Stay Connected

Subscribe

Advertise With Us

Learn More

Skip to content

Article

Cinco preguntas con la Miss Universo Gabriela Isler

Posted on

Gabriela Isler
Johnny Núñez/WireImage

La Miss Universo venezolana Gabriela Isler compartió sus experiencias como reina universal de la belleza en una íntima charla con People en Español. 

¿Qué nos aconsejas a las latinas a la hora de escoger un traje de baño?
Es difícil porque las mujeres ninguna es igualita. Ninguna manzana sale igual. Todas tenemos una esencia y tenemos que resaltar lo bonito que tenemos y esconder eso que no nos gusta mucho. Si tenemos algún rollito hay que buscar esos bikinis brasileros que sean anchitos y nos cubran. Yo siempre me voy por lo clásico. Me encantan los strapless porque te puedes broncear sin dejar marca de las líneas. Volvió la moda de usar los trajes de baño enteros estilo retro de alta cintura. Son muy bonitos. Yo soy latina y somos mujeres con curvitas. A veces siento que tengo mucha cadera pero es parte de mi genética, de mi color y Dios nos lanza al mundo para mostrar lo que somos.

RELACIONADO: Custo Dalmau, Nicolás Felizola y Ágatha Ruiz de la Prada comparten sus consejos de estilo para el verano

¿Ser Miss Universo ha resultado ser lo que imaginabas?
Realmente no es lo que yo pensaba. Cuando yo gané el Miss Venezuela y me propuse la meta de ir al Miss Universo, dije: ‘Si gano es para disfrutarlo, ya trabajé bastante. Ya me esforcé. Ese año es para viajar’. [Pero] no fue así. Sí es para viajar, para disfrutar, pero es para trabajar. He estado comprometida cien por ciento con causas sociales como el VIH con hospitales de niños. El hecho de viajar a otros países no es de disfrute. A veces paso 30 horas en un vuelo. Es un trabajo que te exige la crítica mundial y siempre tienes que mostrar lo mejor que tienes, tu mejor sonrisa y tu mejor espíritu. Es una responsabilidad, pero me está enseñando mucho.

Cuéntanos sobre los viajes que has realizado hasta ahora…
Después de que gané fui a Venezuela a un viaje familiar. Regresé y me fui a Indonesia. La anécdota más bonita es que las niñas de Bali me enseñaron la danza típica de Indonesia, me pusieron el traje típico. Luego me fui a Cancún a hacer fotos para la colección de trajes de baño de Yamamay by Miss Universe. Estuve tres días en sesión de fotos en la Riviera Maya, que me encantó. Seguí para Rusia para ir al Miss Rusia. Fui a Marruecos. Estuve en el Casablanca Fashion Week. Me encanta la comida árabe. Fui a la mezquita más alta del mundo. Los países te ofrecen lo mejor que tienen. Es muy gratificante.

FOTOS: Famosas con estilo propio

¿Es posible tener una vida personal siendo Miss Universo?
Desde que gané Miss Venezuela tomé la decisión de no tener una vida privada. Lamentándolo mucho, la prensa y el ciudadano está pendiente de todos tus pasos. No tienes la intimidad de comer en un restaurante en la calle porque te están tomando fotos. Tienes que aceptar que ya no tienes una privacidad y tratar de vivir con eso. Es la actitud con la que manejes las cosas. No puedo, a veces, pasar de incógnita.

¿Qué piensas de la situación actual en tu país?
No creo en coincidencias. Venezuela ganó este año el Miss Universo por una razón. La razón es para poder alzar la voz por mi país, para llamar a la unión, a la tolerancia y al respeto. Creo que mi país más que necesitar líderes políticos, necesitamos líderes carismáticos que unan, personas que sean capaces de tocar las fibras de la gente. Como venezolana me duele todo lo que está pasando. Yo estoy intentando poner mi granito de arena y me reconforta saber que hay personas que me escuchan y que están buscando esa unión y esa paz que todos queremos.