People en Espanol logo

Stay Connected

Subscribe

Advertise With Us

Learn More

Skip to content

Article

Christian Chávez, de RBD, lo cuenta todo

Posted on

getty images

AMOR A PRIMERA VISTA

La vida de Christian Chávez cambió totalmente el día en que conoció a su actual pareja, William B.J. Murphy, un día de diciembre de 2003 en una tienda de víveres en una ciudad de Canadá, durante las grabaciones de la telenovela Rebelde. Le bastaron siete días para darse cuenta que B.J. era el amor de su vida. “Una noche antes de irme [de Canadá] estábamos cenando y le dije [a B.J.]: ¿Te irías a México?”, recuerda Chávez con nostalgia de aquel día. “Se quedó callado y me dijo: ¿Tú quieres que me vaya? Y le dije sí. Él tenía que renunciar a su trabajo, tenía que sacar el pasaporte y el permiso para viajar…la despedida fue como telenovela”.

Una telenovela que para Chávez y su pareja tuvo un final feliz. Después de un mes y medio de estar separados, B.J. arregló sus papeles migratorios y se instaló en la Ciudad de México con Chávez, quien junto con su familia le preparó una gran bienvenida. “Yo vivía con mis papás en mi casa. Cuando yo llegué de Canadá les dije: conocí a tal persona, creo que es la persona con la que quiero estar y quiero compartir y creo que es hora de que busque un lugar aparte donde hacer mi vida”, recuerda Chávez, “Tenía un departamento austerito, con el colchoncito… pasó el primer año y nos dimos cuenta que estábamos felices y completos y dijimos vamos a hacer una ceremonia”.

LAS PALABRAS MÁS DIFÍCILES DE DECIR

A pesar que desde a muy temprana edad Chávez estaba conciente de su orientación sexual, decidió esperar hasta la edad de los 16 años para hablarlo con su familia abiertamente. “Las palabras más difíciles de decir son ‘soy gay'”, confiesa Chávez. “Nunca he tenido ninguna relación con una mujer, de hecho, yo nunca fui de esas personas de que voy a salir con tal para que me tomen fotos y que vean que soy muy macho”, agrega.

Con el miedo encima, Chávez, quien nació en el norte de la República Mexicana, lugar en donde los pobladores no tienen gran apertura para temas de índole sexual, se armó de valor, reunió a sus padres en la sala de su casa en Ciudad de México y decidió contarles su verdad: “Les dije, soy gay”. “Mi papá me dijo: Mira Christian, con que sigas siendo el ser humano con los valores que yo te enseñé y que sigas amando a la familia y que sigas respetándote, tu vida sexual es tu problema. A mi mamá le costó mucho trabajo, pero es un proceso de poco a poco”.

Y un apoyo incondicional en esta catarsis lo fue y lo sigue siendo la hermana de Chávez, Jazmín Pérez Garza, de 27 años. “La verdad es que el poder decir y hablar, el que yo ahorita pueda llegar a decir, sí, si soy [gay], es porque muchas personas estuvieron luchando años y años y años por respeto”, dice Chávez, quien asegura que sus compañeros de RBD y Pedro Damián ya tenían conocimiento de su orientación sexual mucho antes de hacerla pública. “Mientras haya respeto entre la gente y comunicación no va haber problema”.

UN PAPÁ MUY MEXICANO

¿Padre de familia? Sin duda alguna dice Chávez. Pero eso en algunos años más. “Ahorita tengo 23, igual ya que cumpla los 30 va a empezar ese sentido de querer ser papá”, cuenta Chávez, quien asegura residirá en México. “A mí me gustaría adoptar porque bueno, pienso que hay tantas personas y tantos niños que necesitan amor que bueno mejor, en vez de crear uno ahí, pues vamos a agarrar uno chiquito bebé que le podamos dar todo el amor y que le podamos dar toda la oportunidad y que pueda ser una persona talentosísima”.