Cortesía I-magen
Vicglamar Torres/NYC
January 11, 2011 AT 05:00 PM EST

El Miss Venezuela del año 1990, fue el portaviones que la lanzó ante los ojos de los venezolanos, para quienes conquistó el título de Miss Flower Queen, en Japón. De reina de belleza pasó a ser locutora, animadora, actriz y presentadora. “Una comunicadora, eso es lo que soy”, asegura Chiquinquirá Delgado, cuya sensualidad e inteligencia llega a diario al público hispano a través del programa Despierta América (Univisión), en que hace algunos días se estrenó como conductora.

“¿Qué cómo me siento? Pues feliz, muy contenta. Muy emocionada. Despierta América es un programa en el que cualquier comunicador quisiera trabajar. Siento que es una gran oportunidad y una gran resposanbilidad la que tengo con la audiencia”, asegura emocionada la bella conductora de 38 años, quien asegura que una de las cosas que más está disfrutando es el hecho de que puede ser ella misma. “Sí, porque no hay un guión establecido. Tenemos cierto orden, pero no hay rigidez. Muchas veces ni siquiera sientes que estás trabajando porque todo fluye de una forma tan natural que las horas pasan y no te das cuenta”, comenta la conductora con su acento venezolano, que al parecer no le ha pesado para nada en el programa que se graba en Miami. “Hasta ahora nadie me ha pedido que neutralice mi acento. Creo que el programa está hecho con la vision de alcanzar a una audiencia amplia, donde la bandera que nos arropa a todos es la latina. De alguna manera se refleja la idiosincrasia del latino que vive en Estados Unidos, donde nos une nuestro idioma, no nuestro acento”.

La comunicadora asegura que está segura que ésta es su gran oportunidad para internacionalizar aún más su carrera. “Aunque no me lo he planteado de esa forma. Me siento como una niña a la que le han regalado un juguete nuevo. No sé, estar en Despierta América es como un sueño”.

Sueño que llegó casi por casualidad. “La verdad salí de mi país porque la situación sociopolítica tiene nuestro país muy movido. Además que los niveles de inseguridad son muy fuertes y, yo iba a tener a mi segunda hija. Así que deseaba vivir mi maternidad en paz. Desde hace algún tiempo tenía una casa de vacaciones en Miami que con el paso del tiempo se fue convirtiendo en mi hogar. También tengo otra hija que ya es adolescente y deseaba para ella una vida más tranquila de la que podía ofrecerle el día a día caraqueño. Una vez, en Miami, empecé a buscar oportunidades y la verdad las cosas se fueron dando hasta que surgió la oportunidad de animar Mira quién baila, programa que me sirvió como trampolín y estoy muy agradecida por eso. Pero siento que soy una inmigrante como cualquiera, una madre que vino a trabajar duro por sus hijas”, quienes son producto de sus matrimonios con los venezolanos Guillermo Dávila y Daniel Sarco, de quien se separó el año pasado. Aunque eso forma parte de su vida privada, “la cual prefiero mantener el el ámbito precisamente de la privacidad”.

Lo que Delgado no mantiene para sí, son sus secretos de belleza. Asegura que no hay nada “más importante que lavarse la cara antes de acostarse. No importa cuán cansadas regresemos a casa, Hay que tomarse un minuto y medio para lavarse el rostro y permitir que el cutis respire en las noches. Otra cosa que me parece importante es alejarse del sol.Siempre utilizo cremas con protector solar porque los rayos ultravioletas son como vampiros para la frescura de la piel.”

Aunque sabe que es una mujer realmente bella, considera que sus atributos no han sido sus principales aliados en su carrera. “Claro que la imagen es importante, pero si esa belleza física no es consistente con una formación, con una base sólida que te permita comunicarte con la gente vas a tener una carrera efímera o sencillamente te conviertes en un adorno.”

You May Like

EDIT POST