Getty Images
People Staff
March 02, 2011 AT 06:00 PM EST

Luego de que estallara el escándalo de que Charlie Sheen vive con sus “dos novias” en un ambiente lleno de desmanes, drogas y alcohol, las autoridades de Los Ángeles emitieron una orden para quitarle la custodia de sus dos gemelos de 2 años, Bob y Max, producto de su matrimonio con su aún esposa, Brooke Mueller, con quien enfrenta un acalorado proceso de divorcio.

La decisión de las autoridades se dio luego de que Mueller, quien según el sitio TMZ está en un programa de rehabilitación de drogas y alcohol, presentara una solicitud contra el actor aduciendo que no es sano para sus hijos estar rodeados del mal ejemplo que les da. De inmediato, agentes de policía llegaron hasta la residencia de Sheen para quitarle los niños.

“Estoy calmado y centrado”, afirmó el actor de 45 años en el programa NBC Today, quien agregó que luchará por recuperar a sus pequeños.

Según el sitio TMZ, la determinación judicial también dejó claro que el actor de la serie Two and a Half Men no podrá acercarse a su exmujer como medida cautelar ya que Mueller lo denunció por un episodio de violencia doméstica en el que la amenazó con una navaja y pidió una orden de restricción contra el polémico actor.

“Te cortaré la cabeza, la meteré en una caja y se la enviaré a tu mamá”, le habría dicho el actor a la mamá de sus hijos, quien teme por su seguridad.

A pesar de la denuncia de la modelo, Sheen negó las acusaciones y criticó la manera en que actúo su todavía esposa. “Lamento que sintieras que necesitabas hacer esto de esta manera, pero esto no lo hace una mamá responsable”, dijo a través de NBC Today.

Los abogados de Mueller confirmaron que su cliente sigue sus terapias de rehabilitación y mientras termina podrá ver a sus hijos cuatro horas al día y la abuelita se ocupará de sus nietos.

You May Like

EDIT POST