Cortesía Russell Elloway
Vicglamar Torres/NYC
February 08, 2011 AT 04:05 PM EST

Cuando Celinés Toribio se mudó a Los Ángeles persiguiendo el sueño de ser actriz, algunos pensaban que estaba loca de remate. En Nueva York, esta dominicana de 36 años, al parecer lo tenía todo. Pero, empecinada en seguir creciendo, decidió marcharse.

Como las cosas cuando se hacen con buena intención salen bien, Celinés ha visto los frutos de su trabajo. El año pasado actúo en la cinta Trópico de sangre, junto a Michelle Rodríguez, y en las próximas semanas la veremos en la gran pantalla en el drama América, dirigida por Sonia Fritz.

La cinta narra la historia de una inmigrante puertorriqueña que se muda a Nueva York huyendo de un esposo abusivo y tratando de proteger a su familia.  La película es protagonizada por Limary Nadal y Yarely Arismendi y cuenta con las actuaciones de Edward James Olmos, Tony Plana y Rachel Ticotin.

Háblanos de “América”, ¿cuál es tu papel en la película? y ¿cómo te involucraste en el proyecto?
América es una gran película, dirigida por Sonia Fritz, una mexicana establecida en Puerto Rico y está como productor ejecutivo y actuando en la película, el gran Edward James Olmos. Mi papel es de Miosotis, una niñera indocumentada que se une a la protagonista América, Limary Nadal) y a un grupo de mujeres, entre ellas  Yarely Arizmendi. Todas se apoyan entre sí y se protegen.  Me enteré de esta producción a través de Iván De Paz, quien me recomendó para el papel, y luego conocí a Sonia.  Trabajar en esta cinta es una gran oportunidad de la cual me siento muy orgullosa.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que te integres a él?
 Siento que lo primero debe ser que me guste la historia y luego saber que va a estar producida y dirigida por gente que sabe lo que está haciendo y que yo respeto. Por ejemplo, la compañía Isla Films es una casa productora en Puerto Rico que ha hecho buenos proyectos y Sonia Fritz es una gran mujer y directora. Si le sumamos a eso que el libreto estaba completo, pues la respuesta de mi parte era positiva.

¿Quién es más exigente: Celinés, la actriz o la productora?
Pienso que como actriz, al ser nueva y tener poco tiempo en la carrera, debo ser más exigente porque necesito aprender pero a la vez dar pasos firmes. Me gusta mucho la actuación. La respeto y sigo tomando mis clases semanalmente. Como productora también soy exigente porque para involucrarme en un proyecto, tengo que estar segura de que será de buena calidad. Y como ser humano vivo cada momento de la vida y trato de dar lo mejor de mí pero cuando me equivoco, aprendo de ese error y no me autocastigo a cada momento. Por eso la más exigente de todas es Celinés, la actriz.

Habiendo alcanzado éxito como presentadora, ¿no te dio miedo dejar la solidez de esa faceta para enfocarte en la actuación?
Me dio mucho miedo. Al grado que lo pensé por casi un año antes de abandonar mi gran plataforma en Nueva York. Imagínate, era como dejarlo todo: la radio, la televisión, las portadas de revistas, las apariciones públicas, los contratos de “imagen” de importantes compañías o marcas. Pero gracias a Dios, tuve el valor y tome la decisión. Mi familia me ayudó mucho a no tener miedo. Ellos confiaban en mi más que yo misma en mí. Pero no fue fácil.  En Los Ángeles no conocía a nadie y me ha tomado mucho tiempo ir subiendo poco a poco.

¿Alguna vez te has arrepentido de haberte lanzado con todo para perseguir tu sueño de ser actriz?
Creo que más que arrepentirme, es preguntarme a mí misma si he hecho lo correcto. Pero cuando voy a mis clases y me ponen a hacer escenas, o me toca desarrollar un personaje o ver alguna película clásica como modo de tarea o de investigación y veo lo fascinante que es este mundo de la actuación, ahí es cuando me respondo yo misma esa pregunta. Y la respuesta es: ‘Sí, valió la pena’.

You May Like

EDIT POST