Getty Images
People Staff
January 06, 2011 AT 10:00 AM EST

A un año y medio de la muerte de Michael Jackson, el juicio contra su médico, Conrad Murray, por presunta negiglencia y homicidio imprudencial dio inicio, y ayer se complicaron las cosas con la declaración del guardaespaldas del Rey del Pop.

La escolta Alberto Álvarez aseguró que el día en que Jackson falleció vio como el doctor se preocupó más por esconder frascos con medicamentos antes que auxiliar al artista al verlo inerte.

El empleado del intérprete de “Thriller”, quien fue el primero en llegar a la habitación del músico el 25 de junio del 2009, declaró ayer en la corte de Los Ángeles que vio a Murray angustiado guardando frascos de drogas inyectables en su bolso y luego le ordenó guardar otros medicamentos antes de pedirle que llamara al 911.

Dicho testimonio será usado por la Fiscalía junto al informe que indica que el día de la muerte de Jackson, el médico le inyectó una dosis elevada de la anestesia propofol, lo cual le costó la vida.

El martes pasado, durante otra audiencia previa, el vicefiscal David Walgren aseguró que Murray esperó hasta 21 minutos antes de llamar al equipo de emergencia para solicitar ayuda haciendo que el cantante falleciera sin la atención requerida.

¡Accésanos desde tu iPhone, BlackBerry o Droid en nuestro sitio móvil especialmente diseñado para tu celular!.

You May Like

EDIT POST