Getty Images
People Staff
July 23, 2009 AT 10:00 AM EDT

Las autoridades investigan si la muerte de Michael Jackson fue un caso de homicidio no premeditado, luego de haber realizado una inspección en las oficinas del doctor del cantante.

Las instalaciones en la clínica de Houston del doctor Conrad Murray fueron allanadas ayer miércoles en la mañana por agentes de la DEA (Drug Enforcement Administration) y dos oficiales de la Oficina de Robos y Homicidios del Departamento de Policía de Los Ángeles junto a uniformados de la policía de Houston, según lo dio a conocer el abogado del médico.

“Nosotros revisamos la orden y la acatamos permaneciendo en el lugar mientras ejecutaban la inspección”, dijo el abogado Ed Chernoff a través de un comunicado. “La orden de inspección autorizaba a los agentes la búsqueda y confiscación de objetos, incluyendo documentos que ellos consideraban evidencia de la ofensa de homicidio no premeditado”.

Dentro de los artículos tomados por las autoridades se encuentra una “imagen forense del disco duro de un computador de negocios” y 21 documentos. “Ninguno de los documentos tomados había sido solicitado previamente por los oficiales o la oficina del juez de instrucción del caso en Los Ángeles”, explicó Chernoff.

Murray, quien se encontraba con Jackson cuando sufrió el ataque cardiaco que le costó la vida en su casa el mes pasado, ha negado cualquier acción en contra del cantante y ha dicho que seguirá cooperando con las autoridades.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST