Getty Images
People Staff
July 28, 2009 AT 11:00 AM EDT

Justo cuando las autoridades de California investigan la muerte de Michael Jackson como un presunto caso de homicidio no premeditado, el doctor del cantante, Conrad Murray, admitió que sí le inyectó anestesia al cantante, lo que podría haber provocado su muerte.

Un oficial cercano a la investigación, bajo la condición de anonimato, reveló a la agencia AP que el médico de Jackson admitió que constantemente le administraba un anestésico muy potente conocido como Propofol que puede tener efectos muy peligrosos.

Según el oficial, la noche anterior a la muerte del cantante, ocurrida el pasado 25 de junio, Murray le dio el medicamento a Jackson para que pudiera conciliar el sueño, lo que pudo haberle causado el ataque cardiaco que le quitó la vida.

El médico de 51 años ha sido presentado en la corte de Los Ángeles como sujeto de la investigación de presunto homicidio no premeditado que las autoridades adelantan. A pesar de ello, la policía ha dicho que Murray no ha sido reseñado como sospechoso y agradecieron la cooperación que ha mostrado en el caso.

El abogado del médico, Edward Chernoff, ha negado que su cliente haya cometido algún tipo de delito contra Jackson. “Él no formuló ni dio nada que hubiera matado a Michael Jackson”.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA SOBRE LA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST