Getty Images
People Staff
February 10, 2011 AT 04:40 PM EST

Casi una semana después de haber sido despedida de la radioemisora y señal de televisión MVS por haber tanto transmitido un reportaje como lanzar la pregunta al aire sobre el presunto alcoholismo del presidente mexicano Felipe Calderón, la periodista Carmen Aristegui se defendió y aseguró que no incurrió en ninguna conducta inapropiada.

“No rectifico ni me disculpo porque no tengo nada de qué disculparme”, aseguró la comunicadora de 47 años en conferencia de prensa. “No violé ningún código de ética”.

Las respuestas de la periodista surgen después de que MVS anunciara el lunes que la razón por la que Aristegui había sido despedida era porque “transgredió el código ético” al dar por válida una presunción contra el mandatario mexicano.

La periodista comentó que su comportamiento al aire contra el jefe de Estado de México nunca “fue injurioso” y mucho menos fue en contra las reglas del periodismo.

Sorpresivamente, Aristegui demostró que orgullosa no es, pues a pesar de haber sido víctima de la censura, está dispuesta a regresar a su trabajo si MVS reconoce públicamente que no hubo violaciones al código de ética.

Aristegui afirmó que la sociedad mexicana no se merece una sola versión de los hechos. “Hice algunas consideraciones e hice un cuestionamiento formal…no hay nada de ofensivo en la interrogante”.

You May Like

EDIT POST