Christopher Esqueda / Talento Latino - Alberto Navarro
Yoselín Acevedo y Karen Sevilla/NYC
August 04, 2010 AT 06:00 PM EDT

Para cualquier actor, participar en una producción con figuras de la altura y trayectoria de Sonya Smith, Gabriel Porras, Catherine Siachoque y Roberto Mateos significa un honor y un paso importante en su carrera. Pero, también representa un gran reto. Éste es el caso de Carlos Augusto Maldonado, quien interpreta al detective Briseño en ¿Dónde está Elisa? (Telemundo), la cual llega a su final esta semana.

“Cuando supe cuál era el elenco, me dije a mí mismo, ‘wow’. Era como increíble trabajar con gente con tanta trayectoria. Aunque yo ya había hecho telenovelas en Venezuela y acá [en Miami], no se compara con la trayectoria de estos actores”, relata el actor venezolano. “Haber formado parte de este elenco es un gran orgullo para mí”.

Como él mismo aclara, no es que sea un novato en esto de la actuación. En su natal Venezuela se dio a conocer en producciones como La soberana y Engañada, y en Miami protagonizó la telenovela Ángel Rebelde en el 2004, lo que marcó el inicio de su internacionalización. Sin embargo, el haber acumulado experiencia en la actuación no era suficiente para calmar sus nervios cada vez que le tocaba filmar una escena en ¿Dónde está Elisa?. “Siempre hay un nervio escénico que el actor tiene, y en realidad no quisiera que se me desapareciera nunca, es algo en el estomago que sientes siempre en la primera escena cuando empiezan a contar y luego escuchas: “¡Acción!”. Se te olvida todo, te pasan mil cosas”, nos cuenta.

Es por eso que el actor de 31 años se preparaba muy bien para sus escenas en Elisa. “Cuando me tocó mi primera escena con Sonya (Smith), quería hacer todo perfecto, igual con Gabriel (Porras). Me preparé muchísimo; me dije: ‘Tengo que aprender de ellos’. Por ejemplo, tuve muchas escenas con Jorge Luis Pila [que interpreta al detective Cristóbal Rivas], y de verdad que me ayudó muchísimo. Era mi primer papel de detective, y él me ayudó mucho”, asegura el venezolano, quien además tomó clases de Kickboxing para estar en forma para su papel y pasó por un entrenamiento para el manejo de armas.

Tras el gran éxito que ha tenido esta historia, Maldonado se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. Pero, llegar hasta aquí ha implicado mucho esfuerzo, hasta oponerse a los deseos de sus padres, quienes no aceptaban que él fuese actor y le demandaban que obtuviese una carrera “normal”. Para complacerlos, Maldonado se trasladó de Puerto La Cruz, donde nació, a Caracas para estudiar publicidad y mercadeo. Pero, nunca abandonó su sueño de ser actor. Tomaba clases de actuación a escondidas de sus padres y no les dijo sobre su primer participación en una telenovela hasta el momento en que transmitieron su primera escena.

“Empecé a trabajar en mi primera novela y no les dije nada. Cuando sale la novela, yo llamo a mis padres y les digo: ‘bueno, quiero que vean este canal a tal hora y después hablamos’. Inmediatamente terminó mi escena, me llamaron. ‘¿Como es esto? ¿Qué estas estudiando?’, me preguntaron. No me querían apoyar”, recuerda. Pero, al ver su determinación y amor por lo que hacía, sus padres terminaron apoyándolo. “Vieron una responsabilidad en mí, y entendieron que estar en la pantalla era lo que me hacía feliz. Y poco a poco, mi papá, que desafortunadamente ya no está con nosotros, falleció en el 2000, me fue aceptando y hasta se convirtió en mi fan número uno. Cuando veía mis novelas, decía muy emocionado que su hijo menor estaba en la pantalla. Igual mi mamá y mis hermanos, todos están orgullosos”.

Hoy en día, su objetivo es continuar enorgulleciendo a su familia haciendo lo que le apasiona. Acaba de concluir unas clases de actuación con la reconocida actriz y directora mexicana Adriana Barraza, junto a quien, confiesa, le gustaría trabajar. “Me encantaría trabajar con ella o que me dirija ella. Sería maravilloso. Me dejó impresionado después de este curso por todo lo que hace, por lo humilde que es. Me gustó muchísimo”, declara con emoción. Otro actor con quien sueña trabajar algún día es con Johnny Depp. “¡Eso sería como wow!”, dice sobra la posibilidad de actuar junto al actor estadounidense.

En lo personal, el galán se encuentra solterito y no descarta la posibilidad de conocer a su media naranja. “Estoy soltero, disponible, conociendo gente y disfrutando”, nos dice, al momento que confiesa tener dos amores platónicos: su compatriota Gabriela Vergara y la colombiana Sofía Vergara. “Sofía Vergara es hermosa. La conocí y me pareció muy simpática, con mucha personalidad, es bella, la felicito. Diría que ella es como mi amor platónico”.

You May Like

EDIT POST