GETTY IMAGES
People Staff
January 04, 2008 AT 11:15 AM EST

A menos de 72 horas de haber sido hospitalizada por haberse encerrado con uno de sus hijos, Britney Spears abandonó el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, CA, el sábado pasado. Una fuente informó a People.com que los resultados de los exámenes de consumo drogas ilegales y alcohol que le realizaron a la cantante de 26 años dieron negativos.

“Ella resultó estar libre de sustancias”, confirmó la fuente. “Esta señora está tan limpia como se puede estar y lo ha estado por un tiempo”.

Además, la fuente negó que, ha diferencia de lo que se había informado previamente, la ex Princesa del Pop no amenazó con suicidarse el pasado jueves por la noche, cuando se encerró en una habitación con su hijo Jayden James, de 1 año, negándose así a entregárselo a un monitor de la corte, quien estaba encargado de devolverlo a su padre, Kevin Federline, de 29. Luego de que dicho representante de la ley llamara a la policía, la cantante estadounidense, quien según informes, aparentaba estar bajo la influencia de una sustancia desconocida, fue llevada de emergencia al hospital donde estuvo bajo observación sicológica.

Por otra parte, dos allegados a la familia de Spears dijeron creer que ésta sufre de un cuadro sicológico bipolar, con el que aún no ha sido diagnosticada. Una de estas fuentes aseguró que la intérprete “ha sufrido de una enfermedad sicológica por años”.

Durante su corta estadía en dicho centro, la intérprete de “Gimme More” recibió la visita del popular terapeuta sicológico de la TV Dr. Phil McGraw’s. McGraw, quien se hizo famoso por su continua participación en el programa de Oprah Winfrey, aseguró que fue la familia de Spears quien lo instigó a ir a ver a la joven. “Fui a ver a Britney porque su familia me lo pidió. Hablé con [su madre] Lynn, hablé con [su padre] Jaime, hablé con Bryan, su hermano. Ellos están muy frustrados de que aparentemente no iban a permanecer [hospitalizada] por más tiempo”, dijo Dr. Phil este lunes al The Early Show (CBS).

Esta situación ha empeorado la posición de Spears en la batalla legal por la custodia de sus hijos, Jayden James y Sean Preston, de 2, con su ex. Y es que de acuerdo con una fuente, los pequeños “no regresarán con [ella] por un largo tiempo”. El pasado viernes, Mark Vincent Kaplan, abogado de Federline, se reunió con un juez y la nueva jurista de Spears, Tara Scott, con el propósito de quitarle el derecho a visitas con sus hijos a la cantante. Por el momento los pequeños permanecen con su padre.

You May Like

EDIT POST