Getty Images
jpagan
September 05, 2012 AT 09:32 PM EDT

Bradley Cooper vive una vida relativamente tranquila en estos días, pero eso no fue siempre el caso.

El actor, de 37 años, quien protagoniza junto a su novia Zoë Saldana la cinta The Words, se ha calmado bastante desde sus 20 años.

En una ocasión, “Estaba en una fiesta, y deliberadamente golpeo mi cabeza contra el suelo de cemento,” Cooper recuerda a The Hollywood Reporter en su artículo de portada. “Como, ‘Hey, mira lo duro que soy!” ”

El incidente, que ocurrió mientras estaba intoxicado, dejó a Cooper sangrando, pero todavía con ganas de más.

“Lo hice otra vez”, dice. “[Y] Me pasé la noche en el Hospital St. Vincent con un calcetín de hielo, esperando a que me cosieran”.

Este fue sólo uno de muchos momentos que llevaron a Cooper a tomar decisiones más saludables.

“No bebo o consumo más drogas”, dice, agregando que lo dejó a los 29 años. “Estar sobrio ayuda mucho… Recuerdo que miré a mi vida, mi casa, mis perros [cuando yo todavía estaba usando], y pensé, ‘¿Qué está pasando?’ ”

Antes de convertirse en actor —y de ser el hombre más sexy del 2011 según People— Cooper no se sentía cómodo en su propia piel.

“Estaba muy preocupado por lo que pensaban de mí, cómo iba a sobrevivir el día”, dice. “Siempre me sentí como un extraño. Me di cuenta de que no iba a la altura de mi potencial, y eso me asustaba mucho. Pensé, ‘Wow, esto realmente va a arruinar mi vida. Realmente voy a la ruina”.

You May Like

EDIT POST