Getty Images
jpagan
May 02, 2012 AT 05:09 PM EDT

Bobby Brown no acepta la teoría de que él es el responsable de la muerte de su exesposa, Whitney Houston. Tampoco cree que haya sido él quien enredó a la cantante con el mundo de las drogas.

“No es cierto”, dijo el cantante de 43 años a Matt Lauer en entrevista con el show Today el pasado martes, la primera que realiza desde que Houston falleció el 11 de febrero. “No usaba narcóticos antes de conocer a Whitney. Fumaba marihuana, tomaba cerveza, pero no, no fui quien llevó a Whitney a las drogas”.

Brown insiste en que las drogas eran parte de la vida de Houston “mucho antes” de su relación. “Es inexplicable como alguien puede, sabes, afirmar que la convertí en adicta a las drogas. No soy la razón por la que ella haya muerto”.

Expresando el sentimiento popular de los fanáticos y aquellos “que dicen que la vida de Whitney fue cuesta abajo cuando conoció a Bobby Brown”, Lauer preguntó:  “¿Cómo te sientes cuando escuchas eso?”.

A lo que Brown dijo: “Me hace sentir muy mal. Pero no están en lo correcto. Pienso que si alguien nos conoció, si alguien pasó tiempo alguna vez con nosotros en vez opinar sin saber como eran las cosas realmente, sabría cómo nos sentíamos el uno con el otro. Debería saber cuán felices éramos juntos”.

Houston y Brown, quien afirma que ahora no usa narcóticos, estuvieron casados por 14 años. Su hija, Bobbi Kristina, tiene ahora 19.

La última vez que Brown vio a Houston fue una semana antes de su muerte, mientras cenaba con Bobbi Kristina. “Sus cosas iban mejorando”, dijo. “Tenía ese brillo a su alrededor. Era increíble. Pensé que le estaba yendo muy bien”.

Sobre su responsabilidad como exmarido, uno que la sigue queriendo, dijo: “Quizás pude haber hecho algo diferente para asegurar que ella hubiera vivido más. Pero es algo que uno tiene que querer. Probablemente Dios la quería en el cielo, en el coro”.

¡SUSCRÍBETE A PEOPLE EN ESPAÑOL POR TAN SÓLO $1 LA EDICIÓN!

You May Like

EDIT POST