Jeremy Daniel
Huáscar Robles
January 17, 2012 AT 11:04 PM EST

Espera que sus pies recuerden la melodía, pues cada canción vive en su piel, en su historia. Para Bianca Marroquín, el musical Chicago es parte de ella y por 10 años esporádicamente regresa a éste y cada vez con la madurez que las telenovelas, obras de teatro, y demás proyectos le han regalado. 

Marroquín, la primera mujer mexicana en estelarizar un musical en Broadway, está lista para compartir escenario con otros hispanos y a ella se une el peruano Marco Zunino quien interpreta a Billy Flynn en el musical de Fred Ebb y Bob Fosse. Regresando de grabar la telenovela Esperanza del corazón (Univisión) con Lucía Méndez, Marroquín, entre risa y risa, cuenta de su regreso a Broadway, del lugar de los hispanos en los musicales y de su primer álbum, una colección de boleros del ayer. 

Cuéntame de tu regreso a Nueva York…

Yo ya tengo una relación con la compañía [que produce] Chicago hace 10 años y he sido afortunada de regresar a través de los años. Ahorita regreso de hacer una novela en México que se llama Esperanza del corazón por Univisión. También acabo de terminar Pequeños gigantes e hice Mira quién baila y, como verás, extraño mucho el escenario. Estoy muy emocionada y más porque, junto conmigo, estrena por primera vez un chico de Perú, Marcos Zunino. Ya somos dos hispanos estelarizando otra obra en Broadway y eso es motivo de celebrar.

Oye, pero eres la primera mexicana en estelarizar una obra en Broadway…

Eso dicen.

¿Piensas que ha sido justa la cantidad de personas latinoamericanas en Broadway?

Pues ojalá haya más. El chiste es ir abriendo camino para todo mundo. El musical In the Heights estuvo tres años y para mí fue un honor haber estado ahí pues me uní a la única comunidad hispana en Broadway y no había casi mexicanos; habíamos dos. Ahora viene alguien de Perú.

¿Por qué crees que aún no se le da tanto espacio al latinoamericano en Broadway?

Pues creo que es cuestión de que los hispanos agarren las riendas y peleen para que sus historias estén consideradas y las adapten al teatro. Ya hubo lecturas para [un musical basado en el libro] Como agua para chocolate. En eso andaban e hice dos lecturas. Estaba Chita Rivera. Lila Downs hizo la música, no sabes, estaba súper emocionante. Luego, para (se detiene). No sé por qué. A eso me refiero, hay que seguir luchando por las piezas hispanas.

Estamos viendo una cantidad increíble de actores mexicanos en Hollywood –  con Bichir, Derbez – tanto en el cine como en la televisión, pero en el teatro no están tan representados…

Sí, yo estoy solita acá…. No, pero al rato vienen más.

¿Qué haces para prepararte para Chicago, ya que llevas un tiempo sin bailar?

Pero sí he tratado de ir al gimnasio. En la novela no tenía tiempo de ir ni a una clase y luego de ocho funciones a la semana, de repente, nada.  Pero es memoria muscular, los movimientos las canciones te regresan.  

¿Qué otro proyecto anhelas?

Sabes que acabo de terminar ayer un disco. Estuve en México grabando toda la semana, no me creían. Mis productores no creían que lo iba a grabar en cuatro días, pero todo el disco me lo eché.  Se llama Nuestros tesoros.

¿Y la música?

Son boleros, muchos tríos. Me preguntaron, ‘¿Qué quieres hacer – Broadway, “standards”?  y dije que yo tenía que comenzar con lo que me enseñó mi papá, las canciones de mi país para que las generaciones nuevas aprecien las música de nuestros grandes compositores y no le quise cambiar mucho, no lo modernicé.

Haces el papel de Roxy Hart. ¿Qué significa para ti Roxy 10 años atrás y Roxy ahora?

La diferencia debe ser abismal. Si ves un video mío cuando tenía 25 y ahora tengo 35, pues sabes. Cada vez que me voy [de Chicago] para otra obra o trabajo o alguna tragedia que ocurre, cuando regreso a Roxy tengo algo más que aportar y llego una mujer más madura.  Aprendes a cómo leer a la gente, a leer a la energía. Cuando eres chavita le echas demasiadas ganas, a medida que vas creciendo aprendes que menos es mas.

Y en tu vida romántica, ¿te va igual de bien?

Creo…fíjate. Es que estuve casada por 12 años y me divorcié el año pasado y me han pasado tantas cosas – la muerte de mi madre hace cuatro años, mi divorcio. Este año también fue de mucho cambio y ahí la llevo….

 

You May Like

EDIT POST