EMI Music
People Staff
August 10, 2010 AT 01:00 PM EDT

Luego de que el abogado del empresario Mohamed Morales asegurara que demandaría a Belinda por el delito de fraude y que sus padres le adeudaban a su cliente 1.5 millones de dólares, la cantante puso la cara y negó que exista alguna denuncia en su contra.

“Realmente cualquiera puede hablar, pero mientras no exista un papel definido, todas son palabras y especulaciones”, declaró la joven de 20 años a la agencia Notimex. “Esta situación es meramente laboral, yo no estoy involucrada emocional ni mentalmente en el tema. Es un asunto que se busca solucionar mediante una abogada a cargo”.

Beli también aprovechó para afirmar que la demanda que ella interpuso contra el dueño del equipo de fútbol Los Tiburones Rojos de Veracruz, no fue por acoso sexual como se ha dicho, pero no dio detalles al respecto.

“Es mentira, yo nunca metí una demanda por acoso. Creo que la información se transformó y cambiaron todo de contexto. Mi abogada les explicará todo en su oportunidad, pero las cosas no fueron así y quiero aclararlo”.

La cantante también negó que tenga problemas con sus padres, Ignacio Peregrín y Belinda Schull, quienes ya no manejan su carrera, y aseguró que nunca se han aprovechado de ella.

“Mis papás están conmigo de manera incondicional, ellos me dan fuerza, nos adoramos y estamos súper unidos. No me explotan como dicen, somos en verdad muy felices pero yo soy quien toma las decisiones desde que cumplí 18 años”.

Al ser cuestionada sobre sus recientes declaraciones de querer irse de México y vivir en otro país como Puerto Rico, la protagonista de Camaleones comentó que ella no tiene un lugar fijo de residencia y que siempre anda moviéndose por todo el mundo.

“Lo cierto es que yo no vivo en ningún lado porque viajo constantemente y siempre quiero estar cerca de mis papás y abrazar a mi hermanito. Puerto Rico me encanta desde hace varios años y me agradaría tener un lugarcito para irme algunas temporadas y escribir”.

Y al responder por qué tardó tanto tiempo en hablar con los medios sobre sus problemas legales, la cantante dijo que no quería hacerle caso a todos los chismes y rumroes que se dicen de ella.

“No es que yo estuviera escondida, simplemente creo que para hablar de chismes y escándalos, la verdad no vale la pena, porque es algo que no me importa”, comentó. “Me siento más fuerte que nunca, estoy trabajando mucho, muy feliz con el disco y mis fans son quienes tienen la última palabra”.

You May Like

EDIT POST