Getty Images
People Staff
October 05, 2010 AT 04:00 PM EDT

A cinco días de haber vivido momentos de terror cuando un ladrón le robó la camioneta a su esposa con su hijo de dos años adentro, el baterista del grupo Pesado, Luis Mario Garza habló del insólito hecho y aseguró que a pesar de lo ocurrido se siente afortunado, pues al final no hubo ninguna tragedia.

“Ahí está Dios que es muy grande”, declaró el músico de 33 años al programa de televisión Primer impacto (Univisión) al explicar que en medio de todo su niño no sufrió ni un rasguño.

El hecho se registró en la ciudad mexicana de Monterrey cuando la esposa del baterista, Elena Tamez se encontraba recogiendo a su hija mayor en el colegio y al abandonar unos minutos su camioneta, donde viajaba con el pequeño, el asaltante aprovechó para llevarse el vehículo.

“Un tipo la estaba siguiendo a distancia cuando mi esposa iba a recoger a mi otra hija al colegio. No se percató y lo que vio fue al tipo que entró a la camioneta y la echó en reversa. Mi esposa vio este momento ya cargando con mi otra hija. Mi esposa que suelta a la niña, se la da a otra maestra y que lo sigue”, comentó Garza, quien aunque en ese momento se encontraba camino a la capital mexicana estuvo en contacto con su esposa a través del celular.

De inmediato se desplegó un fuerte operativo para dar con el paradero del pequeño y media hora más tarde fue encontrado sano y salvo en la camioneta que el asaltante había abandonado, quizá tras percatarse de la presencia del niño.

“El niño estaba tranquilo pero mi esposa me dice que estaba sudando porque la persona bajó y le puso seguro a la camioneta”, comentó el músico de Pesado. “Gracias a Dios ya todo está bien. En todo momento estuve alentando a mi esposa pero estaba en shock porque yo estaba fuera de aquí sin poder hacer nada, pero Dios es muy grande”.

You May Like

EDIT POST