Mike Ruiz
Joselly Castrodad-Sánchez
February 08, 2005 AT 07:00 PM EST

Con la telenovela Rubí en pleno apogeo, Bárbara Mori sabía lo improbable que era para ella salir a la calle en Ciudad de México sin que alguien se le acercara a pedirle un autógrafo. Pero, con varios meses de trabajo continuo en su conciencia de madre, no podía dejar pasar la oportunidad de salir a pasear con su hijo, Sergio, por un exclusivo centro comercial del sector de Bosques de las Lomas. Esa tarde, la actriz y su niño pudieron compartir un almuerzo y luego una película, no sin antes atender a algunos fanáticos. “Cuando salgo del cine, había un chorro de gente… y todos los chavitos se me vinieron encima”, recuerda Mori. “Mi hijo se agarró a mi pierna y se puso a llorar del susto. Aunque es bonito el reconocimiento del público, llegar a ese grado de fama te da miedo”.

Un temor pasajero a juzgar por los enormes retos que la actriz ha asumido recientemente en su vida profesional y personal. Cualquier otra en su lugar se conformaría con saborear el éxito y eternizarse grabando telenovela tras telenovela. Al fin y al cabo, con su interpretación de la malévola Rubí, Mori no sólo se ganó el favor –y el odio– de los televidentes, sino que los cautivó al punto que la serie ha sido una de las más populares tanto en México como en Estados Unidos.

En cambio, a sus 27 años, Mori no está para dormirse en sus laureles. Con el sueño de convertirse en una diva de la pantalla grande metido entre ceja y ceja, la actriz lo deja todo: la seguridad de un lucrativo contrato exclusivo con Televisa, su casa en México, su familia, su hijo y hasta su novio, el actor Manolo Cardona, para abrirse paso en los caminos del cine internacional. Lejos de una tierra ya conquistada, actualmente rueda en Chile su protagónico en la cinta Pretendiendo. Más adelante se trasladará a Argentina para encabezar el reparto del filme La mujer de mi hermano, basado en la obra del escritor Jaime Bayly. “Bárbara es ya una estrella”, asegura Benjamín Cann, director de escena de Rubí y su actual maestro de actuación. “Pero el que haya dejado una huella en la televisión la hace alejarse a probar fortuna”.

Con su participación en ambos proyectos cinematográficos en Sudamérica, la conocida cara bonita de México espera apaciguar el furor excesivo en torno a su figura y probar de una vez por todas que posee mucho más que belleza física. “Llevo nueve años luchando porque me quiten esa etiqueta”, confiesa la actriz nacida en Uruguay mientras enciende uno de la media docena de cigarrillos que fuma durante una sesión fotográfica en el hotel W, en el sector Polanco de la capital mexicana. “Quiero demostrar que tengo talento”.

Una versatilidad histriónica que se verá a prueba con su interpretación de Amanda, una mujer que juega con los hombres disfrazada de fealdad para luego convertirse en una femme fatale, en la comedia Pretendiendo. “Bárbara aporta credibilidad a todo lo que hace”, observa el director de la cinta, Claudio Dabed, quien escogió a Mori tras verla transformarse en Rubí. “No basta ser una muñequita, se necesita un talento que vaya más allá”.
Por otra parte, el compromiso de Mori con su trabajo es ya conocido. “Bárbara se entregó de lleno a Rubí “, afirma Cann. “Trabajó muchas horas extra y recurrió a sus propias experiencias personales más dolorosas para encontrar detalles que le fueran más cercanos a su personaje. Por eso le quedó tan bien bordado”.

Una entrega por la que Mori ha tenido y tendrá que sacrificar bastante en lo personal, comenzando por la pérdida de su privacidad. “Ser actriz es maravilloso”, contempla Mori. “Hasta que te topas con la prensa. Cuando empecé mi carrera, me atacaban y me decían cosas que me hacían llorar. Pero no eran tan cabrones como lo son hoy en día”.

Y si bien dice haber llegado al punto en que le “resbala todo lo que tengan que decir”, se muestra sumamente protectora de su hijo de 7 años, producto de su relación con el actor y cantante Sergio Mayer y, sobre todo, de su romance de casi dos años con el actor colombiano Manolo Cardona.

Lea esta historia completa en la última edición de PEOPLE EN ESPAÑOL que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST