GETTY IMAGES
Yoselín Acevedo / NYC
March 26, 2008 AT 05:00 PM EDT

Se podría decir que uno de los momentos más importantes en la carrera de Ivy Queen fue durante la última entrega de Premios Lo Nuestro, el pasado 21 de febrero, cuando la reggaetonera recibió el galardón al Álbum Urbano del Año, por su disco Sentimiento. Con lágrimas en los ojos, la boricua aceptó dicho premio, al tiempo que admitía que le temblaban las piernas por los nervios y la emoción. Pero no era para menos, ya que éste es el primer premio que recibe en sus más de 15 años de carrera, y como ella misma expresó, “ya era hora de que me reconocieran”.

Conocida como La Caballota, la cantante de 36 años, goza de una popularidad sin precedentes en un género dominado en su totalidad por hombres – ella es la excepción –. Pero, ¿qué tan difícil ha sido para Martha Ivelisse Pesante convertirse en La Diva del reggaetón? Eso es justamente lo que Ivy pretende revelar en su libro autobiográfico Detrás del glamour, que está en proceso de escribir. Por otra parte, en la actualidad promociona Sentimiento (Platinum Edition), una edición especial de su álbum anterior, que contiene un CD y un DVD. De esta producción se desprende el tema “Menor que yo”, que narra la historia de una mujer que se enamora de un hombre mucho menor que ella. ¿Le habrá pasado esto a Ivy?

¡Haz clic para escuchar “Menor que yo”!

En entrevista exclusiva con Peopleenespanol.com, La Potra abre su corazón y nos habla sobre sus muchas decepciones en el amor, revela lo que busca en una pareja, y si le molesta que critiquen su look.

Cuéntanos sobre la autobiografía que estás escribiendo y dinos cuando sale a la venta…
El libro es sobre mi vida. Serán capítulos de mi vida y todo gira alrededor del autoestima. Abarcará desde que comencé y me decían que me parecía un hombre por mi tono de voz y forma de vestir, hasta estos momentos en que pude ser seleccionada por varios modistas como una de las mejores vestidas en Premio Lo Nuestro. Saldrá al mercado cuando encuentre a una persona que sea de mi confianza, y tenga el tiempo para sentarme y dictarle toda mi vida.

Háblanos de tu tema “Menor que yo”…
Lo escribí hablando de la realidad. De lo que le pasa a muchas mujeres. Creo que para el amor no hay una edad que determine que dos personas se quieran. Lo más que hablo es de la reacción de la gente al ver una mujer madura con una pareja más joven… Piensan que es por dinero, nunca pueden pensar que hay una conexión, una química.

¿Te identificas con esa canción
Claro, full, full, full. Sí, me ha pasado en lo personal. Pues te puedo decir que he tenido parejas menores que yo por montones de años. Tengo 36 años y he tenido [novios] de 23 y hasta de 22 años.

Y en la actualidad, ¿estás enamorada?
Mira, tengo un problema y es que vivo enamorada de Ivy Queen, de ir a trabajar y de luchar. Porque mi corazón ya lo he entregado muchas veces y muchas veces me lo han partido. Entonces, siempre desconfío de las personas que tratan de entrar a mi vida. Tal vez sea un error que yo juzgue a las personas, por los errores de otros, pero tengo que cuidar mi corazón. A algunos se le hace difícil acercarse a mí porque dicen: ‘tú, todo es Ivy, Ivy, Ivy’, y yo digo que claro porque Ivy Queen es la persona que me lleva el dinero a la casa, soy la que pago mis cuentas, soy una mujer independiente. Entonces, se me hace bien difícil establecer una relación que sea duradera.

Las letras de tus canciones demuestran cierta apatía hacia los hombres, especialmente después del fracaso de tu matrimonio. ¿Todavía tienes fe en el amor, crees que hay una persona ideal para ti?
Yo nunca le he cerrado las puertas a la oportunidad de enamorarme, todas las mujeres nos queremos sentir bellas, amadas y protegidas. Pero lamentablemente la persona que entre a mi vida tiene que moldearse a mí, a Ivy Queen, a entender que está con una persona que es una figura pública, que no es una mujer normal que puede ir aquí y allá. Y créeme que se me hace difícil, pero nunca le he cerrado las puertas al amor.

¿Qué cualidades debe tener un hombre para enamorarte?
Tiene que entender a Ivy Queen y a Ivelisse. Ivelisse es la que está en la casa, que le gusta leer, que le gusta cocinar, le gusta estar encerrada en su cuarto escuchando música. Mientras que Ivy Queen es la jefa, viaja mucho, trabaja aquí y trabaja allá. Que entienda que soy dos mujeres en una. Que entienda y respete mí alrededor y quien soy. Alguien que me sepa llevar de la mano.

De todas tus canciones, ¿con cuál te identificas más y por qué?
“Sentimiento”, del álbum Sentimiento, que es un reggaetón con bachata. Habla de que si crees que para conquistarme tienes que ser famoso, tener mucho dinero, prendas y un carro lujoso, estás equivocado porque soy una mujer que necesita cariño, que le abran la puerta, le traigan flores y le canten un himno. Esa es la canción que más identifica mi estatus en estos momentos.

¿Cómo te sientes al triunfar en un género dominado por los hombres?
Me siento orgullosa del rol que desempeño en mi género porque es algo que me ha costado. Te ganas el respeto con sudor, lágrimas y a golpes. Se siente mucho orgullo de llegar a donde estás, que todos te respeten y te tengan en ese sitial que tu te mereces porque lo has trabajado.

Te vemos con una imagen más refinada y elegante, ¿es ese cambio el resultado de las tantas críticas que se te hacían por tu antiguo look?
Mira, a mí no me importa si a fulano le gusta o no le gusta mi look. Pero a mí siempre me gusta variar. Un día me gusta verme hip hop, porque soy cantante de reggaetón. Una de las críticas más estúpidas que escucho sobre mí es que debo cortarme las uñas. Yo no soy Miss Universo, soy la reina de un movimiento urbano y mis uñas identifican lo que me gusta a mí, y no puedo complacer al mundo, tengo que estar a gusto con lo que yo soy. Entonces uno aprende a ponerse una capa de vaselina para que le resbale la crítica y lo que a uno no le hace bien.

O sea, ¿que no podemos esperar que te cortes las uñas en este 2008?
Pero es que no me las puedo cortar para darle el gusto a la gente. El que me ame, tiene que amarme como yo soy y mis uñas no determinan mi talento, mis uñas son un arte que a mí me gusta. Las que se sientan cómodas con sus uñas cortas, amén por eso, pero yo me siento cómoda con mis uñas largas.

You May Like

EDIT POST