Getty Images
People Staff
November 14, 2005 AT 12:00 PM EST

Pablo Montero se vio envuelto en un escándalo este fin de semana que lo obligó a pasar unas horas en la cárcel. El artista fue detenido en Monterrey, México, luego de presuntamente haber agredido a un grupo de mariachis a la salida de una fiesta privada.

De acuerdo a la versión del mariachi Rebelde, el cantante se enojó porque éstos se negaron a acompañarlo en una canción. “Paco [el anfitrión de la fiesta] nos pidió dos canciones más ya para terminar, pero cuando las estábamos tocando, [Montero] nos paró la guitarra y nos dijo que lo acompañáramos a él, por lo que mejor optamos por decirle a Paco que así no trabajábamos y que mejor nos retiraríamos”, explicó al diario Milenio Hernández Acosta, líder del mariachi.

El altercado fue tomando fuerza hasta que Montero, que según algunos medios estaba pasado de copas, habría agredido a un integrante del grupo y quebrado un vidrio de la camioneta de los mariachis, tras lo cual fue detenido. Sin embargo, el cantante desmintió esta versión. “Hubo un problema dentro de la casa donde se realizaba la fiesta”, explicó a EFE. “Salí involucrado porque cuando discutíamos, se abrió la puerta de la camioneta y se quebró un cristal”, agregó. ¿A quién le creemos?

You May Like

EDIT POST