Melissa Moseley/New Line Cinema
Alexander Mabry
February 18, 2014 AT 07:29 PM EST

En 2005, Kayla Finley, residente en Pickens, Carolina del Sur, alquiló un VHS de Monster-in-Law, protagonizada por Jennifer López, en un tienda de alquiler de películas.

Finley debió haber regresado la película en tres días, pero nunca la devolvió. Nueve años más tarde, el sistema VHS ha corrido la misma suerte que el vinilo en el mundo de la música, el local donde la joven alquiló la película ha cerrado sus puertas y Finley, de 27 año, ha pasado una noche en la cárcel por su error. 

Todo ocurrió el pasado jueves cuando Finley acudió a la policía de Pickens a reportar un caso de acoso, según informa Fox Carolina.

Al introducir de forma rutinaria los datos de Finley en el sistema, un agente descubrió una orden judicial de arresto contra ella, con fecha de septiembre del 2005. Y es que después de presuntamente haber enviado varias notas de aviso de vencimiento, el dueño de la tienda reportó el caso a la policía.

VIDEO: Jennifer López comparte video de su cita de San Valentín junto a Casper Smart

A pesar de que Finley insistió en que ella jamás había recibido ninguna notificación debido a que se había cambiado de dirección, fue arrestada y acusada de un delito de robo menor, por lo que pasó la noche en la cárcel. Sin embargo, fue dejada en libertad el viernes tras pagar una fianza de $2,000.

En la página de Facebook de Fox Carolina, Finley se defendió y juró luchar contra los cargos.

“Esto es una acusación falsa, y todo el mundo lo sabe”, escribió.

//

Post by Fox Carolina News.

Además de JLo, Monster-in-Law cuenta con un elenco de estrellas como Michael Vartan y Jane Fonda, entre otros; y puede adquirirse en eBay por $1.37.

You May Like

EDIT POST