Uriel Santana
Carole Joseph
August 22, 2005 AT 01:00 PM EDT

Aracely Arámbula sabía lo difícil que sería salir a tomar un descanso en Ciudad de México sin encontrarse a periodistas, o que algún paparazzo la tomara in fraganti disfrutando de la compañía de su nuevo amor, Luis Miguel. Por eso, la ojiverde no perdió la oportunidad de buscar refugio en el hotel Westin Soberano de su natal Chihuahua para vivir unos días de paz y tranquilidad. Con las luces de la ciudad como testigos, la joven pareja disfrutó por un par de días de las comodidades de una lujosa suite. “Fueron muy cuidadosos y no se dejaban ver mucho”, contó un representante del hotel que prefirió no ser identificado.

Desde entonces, la pareja más buscada del momento ha hecho caso omiso de las cámaras y de los ojos indiscretos, y así los hemos visto paseando en moto acuática por la bahía de Miami, en el clásico paseo romántico en góndola, en Venecia –el lugar preferido de Luis Miguel para llevar a sus nuevas conquistas. “Estoy muy feliz y emocionada, estoy disfrutando todo lo que ahora estoy viviendo”, dice Arámbula, en exclusiva a PEOPLE EN ESPAÑOL, en la capital azteca. Indudablemente tiene muchas razones para sentirse satisfecha. Desde abril, su rostro ocupa la atención de los programas de entretenimiento de México y Estados Unidos, desde que el eterno soltero de México terminara su relación con la bella presentadora cubanoamericana Myrka Dellanos. Ahora, el Sol de México no esconde el amor que siente por la cantante y actriz mexicana.

En medio de la tormenta que está viviendo y, por supuesto, la avalancha de periodistas y fotógrafos que la persiguen, Arámbula ha tenido que buscar espacio para dar los toques finales a su nuevo disco, Sexy. Producido por el talentoso A.B. Quintanilla, el mismo incluye rancheras, rap y pop, sin olvidarse del género que la identifica como cantante: el sonido grupero. “Sexy es una mejor producción, hay un gran cambio, hay más madurez, me siento más mujer”, asegura Arámbula, de 30 años.

Su felicidad irradia en todo momento, mientras da unos pasos o descansa sobre un cómodo sofá. Un poco esquiva sobre los detalles de su vida privada, cada vez que le mencionan el nombre de Luis Miguel, ella sonríe. Pero la noticia del romance llegó a sus colegas, quienes han recibido a la pareja con los brazos abiertos. “Creo que Aracely es una mujer bella y talentosa, y Luis Miguel es el sueño de todas las chavas”, dice la productora Carla Estrada, quien decidió que Arámbula fuera la imagen de una fragancia de su línea de cosméticos. “Es una pareja hermosísima, aunque puede resultar peligroso, porque no es fácil que sea una pareja estable por las circunstancias de ambos, pero yo creo que vale intentarlo”. El gran desafío para Arámbula en este momento es afrontar los muchos compromisos que conllevan su regreso a la música con su nuevo disco, más aún cuando su primera producción, Solo tuya, tuvo poca difusión. Pero la incipiente cantante no se dio por vencida. Rechazó jugosas propuestas de trabajo para protagonizar telenovelas como Rubí y Alborada, y firmó con una nueva casa disquera, EMI Music.

“Me gusta hacer lo que quiero, no lo que todo el mundo diga que es lo más conveniente”, afirma Arámbula. Y Giorgio Torelli, productor técnico del nuevo CD, da fe de ese tesón. “Aracely está totalmente renovada, fue muy exigente con el material”, asegura.

Al parecer, en esa nueva fuerza que mueve a Arámbula ha influido su nuevo interés romántico. Desde que fueron captados juntos por primera vez en Acapulco para celebrar el 35 aniversario del creador de Romances, la pareja ha sido vista en diversas partes de México, así como en Miami, Los Ángeles y en la plaza de San Marcos de la ciudad romántica por excelencia.

Lo que queda claro es que esta vez el cantante prefirió una mujer más joven que él. “No acostumbro a decir si estoy saliendo con tal persona o no”, dice la ojiverde. “Lo único que puedo decir es que estoy en una etapa muy buena en mi vida personal”. Y eso, nadie lo duda. Arámbula, la menor de dos hermanos, recoge satisfecha los frutos de trabajar duro. “Ella [Araceli] alcanzó un poquito de éxito, pero le falta un buen camino por recorrer”, cuenta orgullosa su madre, Socorro Jaques de Arámbula, ama de casa de 65 años.

Con la idea de seguir el ejemplo de sus padres, Arámbula también incluye en su proyecto de vida el formar una sólida familia. “Para mí lo ideal sería tener un apoyo grande de mi pareja. Me encantaría tener tres o cuatro niños”, asegura con emoción.

Ante este panorama, surge la interrogante de si Luis Miguel será el personaje que hará realidad el sueño de Arámbula. Por ahora, mientras su sueño de ser madre de familia se realiza, Arámbula seguirá su carrera como empresaria al ser la diseñadora e imagen de la línea de ropa juvenil Bubblegum y se dedicará a promover Sexy. “Hace falta aún mucho trabajo por hacer”, asegura Arámbula, para quien este disco ha sido un espacio de libertad al plasmar su sensibilidad como intérprete y compositora. Esperemos que Luis Miguel ahora le deje tiempo.

You May Like

EDIT POST