Instagram/Haper's Bazaar
Isis Sauceda
October 10, 2014 AT 09:56 PM EDT

Luego de las insaciables críticas de las que fue objeto la talentosa Anne Hathaway durante la temporada de premiaciones el año pasado, la actriz decidió ignorar los comentarios y hacer caso omiso a quienes se expresaron negativamente de ella.

“¿Qué se supone que debemos hacer, pretender que no pasó?”, preguntó la joven artista de 31 años durante su entrevista para la revista Harper’s Bazaar sobre las reacciones poco favorables a su portada de noviembre en la cual portó un vestido de Giorgio Armani Privé. “La gente me trató de una manera, pero ya lo superé. Todo esto me ha hecho más compasiva y amorosa. No me doy lástima”.

FOTOS: ¿En qué andan los famosos?

El día después de la gala de los Golden Globes, la actriz estaba leyendo sobre los rumores de su posible embarazo para un proyecto cuando encontró un artículo titulado ‘¿Por qué todo mundo odia a Anne Hathaway?’

“Me dieron en el estómago”, cuenta la actriz sobre lo que sintió al ver el encabezado. “Estaba en shock, me cachetearon, estaba avergonzada. Aún ahora puedo sentir vergüenza”.

Hathaway asegura que estaba en crisis, pero que se repetía que estaría bien. “Estaré bien. Dejé que se me resbalara, pero al mismo tiempo todavía era un poco Fantine [su personaje en Los Miserables]. Todavía me identificaba como víctima”.

FOTOS: Famosos en las redes sociales

Un mes después de eso, la carrera de a actriz continuaba en ascenso, se llevó el Oscar como Mejor Actriz de Reparto por Los Miserables, pero las críticas parecían ir en aumento. Su reconocimiento por parte de la Academia pasó desapercibido gracias al vestido rosa pálido de Prada que usó para la alfombra roja, el cual fue una decisión de última hora, según explica a la revista, ya que su coprotagonista Amanda Seyfried llegó con su vestido favorito en color morado, el cual fue diseñado por dos modistos distintos.

“No tenía un maldito vestido”, cuenta Hathaway sobre la noche anterior a la ceremonia. “Lo cual normalmente no me hubiese importado. Pero realmente necesitaba un vestido, y todos me odian, y realmente solo necesitaba un vestido”.

La mañana siguiente, el ahora infame vestido rosa de la casa Prada llegó a su puerta. “Estaba como ¡‘Wow! Puedo hacer esto. Es bello. Es apropiado. Es moderno. Es mínimo. Me veo al espejo, volteo a ver a Adam y digo: ‘parece que mis pezones están parados’. Él dice: ‘Te ves hermosa. Tus pezones se ven puntiagudos. La alfombra roja ya va a cerrar. Nos tenemos que ir’”.

Mientras la actriz se veía hermosa en su paso por la alfombra roja, el aparente fallo de vestuario fue objeto de ridiculización en las redes sociales.

Las críticas hicieron que la actriz se alejara de los reflectores por un tiempo, alegando al sitio The Huffington Post que “mi impresión fue que la gente necesitaba un descanso de mí”.

FOTOS: El look del día

Sin embargo, su decisión de distanciarse de Hollywood no fue a su discreción. “Tuve a directores diciéndome: ‘Creo que eres maravillosa. Eres perfecta para este personaje, pero no sé si la audiencia te aceptaría por todo esto [que está pasando], esta carga’”, recuerda la actriz de las llamadas que recibió después de haber ganado el Oscar.

Ahora, la actriz está filmando The Intern, al lado de Robert De Niro y acaba de terminar Interstellar con Matthew McConaughey. “Una vez que se anunció que estaba filmando Interstellar, el teléfono empezó a sonar”, recuerda.

¿Cuál ha sido el desastre de vestuario hasta la fecha?

“Creo que ¡ese maldito vestido rosa!”, dice sonriendo a la revista. “Ahora que ya conocen la historia, ese fue por mucho el vestido más atrevido que he usado. Quizá no lo parecía, pero sí lo fue”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST