Telemundo
People Staff
May 04, 2010 AT 03:00 PM EDT

Su voz ronca resulta familiar para cualquier hispanoparlante porque la doctora Ana María Polo se ha convertido en parte de la cotidianidad de millones de televidentes que la siguen en su programa Caso cerrado (Telemundo), en el que todas las tardes busca la mejor solución a algún conflicto.

Los casos por resolver son muchos y las injusticias abundan, así que la jueza cubanoamericana ha decidido perseguirlas a través de un nuevo espacio televisivo: Persiguiendo injusticias, que se transmite los domingos a las 6:00 p.m, por la misma cadena.

“Después de estar al aire nueve años con Caso cerrado, sentimos que podíamos hacer más por la gente. Este programa es una consecuencia lógica de mi trabajo”, comenta la jueza de 51 años sobre el nuevo espacio televisivo que se estrenó el pasado 18 de abril, donde básicamente se habla de homicidios que han quedado sin resolver. “Hemos grabado un piloto de 26 capítulos que esperamos que resulte interesante para el público. Mira, en estos programas a veces reflejan situaciones que uno cree que no tienen nada que ver con uno, pero siempre tienen que ver. Muchas veces he conseguido gente que me dice ‘Ay, doctora, yo solucioné tal conflicto que tenía o mi hija o qué sé yo, gracias a su programa’. Así que además de brindarle a la audiencia un momento de entretenimiento, pretendemos informar y ayudar. Tenemos un propósito educativo”.

Precisamente en esta onda formativa, durante la semana previa a los Premios Latin Billboard, estuvieron transmitiendo unos programas especiales, donde quedaron al descubierto las llamadas “peleas de patio”, comenta la abogada. “Se trata de un fenómeno social que está ocurriendo al lado de nuestras casas y muchos de nosotros no lo sabemos. Hay muchos ex presidiarios, pandilleros o personas que simplemente ven en esto la posibilidad de ganarse unos dólares extra al estilo de gladiadores modernos”, comenta la doctora Polo, a quien acompaña como co anfitrión de este nuevo programa el periodista Max Aub, ganador de un premio Emmy.

“La dinámica de este programa es muy movida. Tendremos dramatizaciones fieles a los hechos, además de entrevistas con las personas involucradas e información clave sobre evidencias verdaderas que ayudarán a resolver los crímenes”, comentó la jurista. “También contaremos con el apoyo de organizaciones importantes como la DEA, el FBI y la CIA en los Estados Unidos y, la PGR, SDENA y PFP en México”.

Al preguntarle a la doctora Polo si alguna vez ha sentido miedo en el ejercicio de su profesión, aseguró que sí, “pero fíjate que mi sentido de justicia es más grande. Hace muchos años cuando ejercía el derecho de familia, tenía un caso de un divorcio. En apariencia era un caso sin complicaciones, pero el día de la audiencia final, el marido se presentó en la corte, empezó a gritar y a agredir a su esposa y en medio de la pelea me dio una patada a mí en el estómago, bastante severa. Así, que uno siempre está expuesto. Es una apuesta que haces como profesional. Pero, ni en esta ni en ninguna profesión se debe vivir con miedo. El miedo te paraliza y no te deja actuar”.

Lo que sí cree esta abogada que ha tenido tanto reconocimiento en su espacio televisivo es que las personas deben tener “capacidad de sorprenderse”. De hecho, es allí donde ella cree que está la clave del éxito de su programa. “El ser humano siempre tiene la capacidad de sorprendernos. Para bien y para mal también. Nunca creas que sabes hasta dónde llegará la bondad de los hombres, porque es infinita; pero, tampoco creas que sabrás hasta dónde es capaz de torcerse la siquis. De allí nacen nuestros casos”.

You May Like

EDIT POST