AG records
Lena Hansen
August 12, 2014 AT 07:59 PM EDT

En julio, Ana Gabriel cumplió uno de sus deseos al visitar la casa de Mozart en Viena durante unas merecidas vacaciones por Europa. “Desde muchos años atrás tenía ganas de conocer Viena. Es un país donde hay mucha cultura. Ir a los museos, estar en la casa de Mozart, tomarme una foto donde vivió este genio son sueños que te vas poniendo desde pequeña”, admite la artista de 58 años.

En esta aventura la acompañó Diana Alejandra, de 25 años, su hija adoptiva, y también pasearon por Praga y España. “Ella es muy observadora. Está en la edad de la esponja”, dice sobre la chica, quien estudia para ser chef y con quien dice tener una relación de amigas, basada en la confianza. “Le digo trata de aprovecharlo, de nutrir tu mente y tu espíritu de todas estas cosas para cuando vengan tus hijos tú les platiques y también aprendan de ti”, le aconseja sobre viajar por placer, algo esencial para Ana Gabriel.

FOTOS: Thalía de vacaciones con su familia por Europa

“Me tomo dos meses para quitarme un poquito el cansancio, el agobio, los nervios y recargar pilas, lavar el espíritu de tanto viaje”, cuenta la mexicana de ascendencia china sobre estas vacaciones, en las que disfrutó de un ritmo más pausado que el de sus giras internacionales. “Muchas veces yo llego canto y me voy. Estoy en los hoteles mal alimentada, desvelada”, añade sobre el precio de seguirle cantando en vivo a sus fanáticos después de cuatro décadas de carrera. 

“El publico lo único que quiere es venir a cantar con Ana Gabriel. Así los he acostumbrado. Yo no salgo con bailarines, yo no soy un espectáculo. Yo soy una mujer que trabaja de cantante”, afirma con humildad la legendaria artista, quien se presenta este viernes a las 8 p.m. al teatro James L. Knight Center de Miami y el sábado a la misma hora en The Theater del Madison Square Garden de Nueva York, entre otros conciertos. En este cantará algunos temas incluidos en sus producciones más recientes Altos de Chavón, El Concierto y Un mariachi en Altos de Chavón (Sony Music), grabadas en República Dominicana.

RELACIONADO: Los Rivera ya preparan el concierto por el aniversario de la muerte de Jenni

Antes de cada show, Ana Gabriel procura limpiarse de toda negatividad. “Depende del momento, puede ser que me por estar muy callada, muy adentro de mí. Puedo estar muy chistoreta o con un carácter de los mil demonios. Es muy variante mi estado anímico. Cuando siento que estoy con la energía medio volteada pido que nos agarremos las manos y damos una oración antes de salir”, cuenta sobre el momento espiritual que comparte con su equipo laboral antes de pisar el escenario. “Siempre cuando ya estoy parada, antes de empezar, tres veces me presigno. No sé si se llame ritual o es costumbre, pero sí lo hago con mucho amor”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN 

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST