Cortesía: Media Connection
People Staff
May 05, 2010 AT 04:00 PM EDT

Aunque Amparo Grisales se convirtió en la esposa de un narcotraficante en la serie colombiana Las muñecas de la mafia, que se estrenó el pasado lunes en Telefutura, la actriz asegura que ese proyecto sólo muestra un problema que afectó mucho a su país, pero advirtió que los televidentes no pueden caer en el error de pensar que todos los colombianos están envueltos en negocios de drogas ni que todas las mujeres sean fáciles.

“En Colombia estamos más los buenos que los malos y no sólo en Colombia sino en el mundo entero”, aseguró la actriz de 52 años a PeopleEn Espanol.com. “Aunque el problema de las drogas es algo que no se puede esconder, tampoco podemos decir que todos somos así, pues en Colombia ni todas somos pu… ni todos son narcos”.

La diva colombiana comentó que ya es tiempo de que el mundo deje el estereotipo que existe sobre la gente de su país y aunque muchos aseguran que series como la que protagoniza ayudan a aumentar esa percepción, ella lo niega y afirma que la televisión sólo hay que entenderla como una muestra y no como un reflejo absoluto de toda una realidad.

“Creo que es una mentalidad un poco retrograda, es como decir por ejemplo que todos en Estados Unidos son mafiosos por hacer las películas de Al Capone y la serie Los Sopranos, y eso no es así”.

OBTÉN UNA PIEL IMPECABLE COMO LA DE AMPARO GRISALES

Grisales comentó que Colombia es un país que se caracteriza por tener gente muy valiosa, con un gran corazón y con mucho talento como han dejado ver figuras como el Nobel de literatura Gabriel García Márquez, el escultor Fernando Botero y cantantes como Juanes, Shakira y Carlos Vives, entre otros.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA CON ESTA MUÑECA DE LA MAFIA

“En Colombia hay gente súper culta, gente inteligente, maravillosa, gente con talentos impresionantes y con la serie sólo mostramos una parte que afectó mucho a nuestro país, pero en la vida real no todos somos así”, concluyó.

You May Like

EDIT POST