Cortesía del artista
Vicglamar Torres/NYC
March 08, 2011 AT 04:00 PM EST

Amaury Gutiérrez ni siquiera parpadea al responder emocionado que México es su segunda patria. “Viví allí muchos años. Le agradezco a México tanto que creo que no me va a alcanzar la vida para corresponderle a un público tan maravilloso como el mexicano”, comentó el cantautor cubano a quien lo acaban de homenajear plasmando sus huellas en el Paseo de las Luminarias, en Ciudad de México.

“Tengo mucho tiempo en la música y aún sigo viendo lo difícil del mercado. Pero ahí es donde está el encanto. Lo fácil se va rápido, no perdura. Me gusta lo difícil. Reconozco que hay mucha competencia y que no ha sido fácil, pero tengo un público fiel que me sigue”.

Y la fidelidad de su público es tanta, que esperaban su nueva producción tituladaSesiones íntimas, desde hace ya algunos años, porque desde el 2006, cuando sacó Pedazos de mí no editaba un disco. “Me tomo mi tiempo para entrar al estudio de grabación. Necesito estar seguro de que saldrá algo de calidad. De lo contrario, prefiero tocar en peñas”. La espera valió la pena, en opinión del músico cubano. “Me gusta mucho el disco. No se escatimaron esfuerzos. Y creo que eso se nota sobre todo en la orquestación y los arreglos”.

Además de que se incluyeron algunos dúos con colegas como Luis Fonsi, David Bisbal, Antonio Orozco, Merche y Marina de la Riva. “Todos ellos son mis amigos, más que mis colegas. A todos los admiro y tengo una química profesional súper buena”, comenta el músico. Toda esta experiencia fue recogida en un DVD que acompaña al disco y, que rinde homenaje al título de la producción al mostrar las sesiones íntimas de largas y productivas jornadas musicales entre Amaury y sus amigos. “Fue algo lindísimo”

“Fue una experiencia maravillosa para mí. Ni me di cuenta que estábamos produciendo un DVD. Entrar al estudio a trabajar con gente como ellos, a quienes quiero tanto no fue más que pasarla bien. Creo que nadie sintió que estaba trabajando”, asegura el experimentado músico, quien ha vendido más de un millón de copias a lo largo de su carrera.

El público disfrutará un DVD casi artesanal, cuya artística edición muestra escenas de las grabaciones, donde los artistas entre risas y abrazos van dándole forma a las catorce canciones que lo componen. Verán a un Amaury totalmente relajado, que demuestra con su manejo ante el micrófono su dilatada experiencia.

“En estas casi tres décadas de carrera he visto y vivido muchas cosas. He visto a muchos artistas aparecer, brillar y desaparecer. Uno tiene que aprender que el talento –aún y cuando es muy importante– no es el único ingrediente para truinfar en esta carrera: hace falta perseverancia, constancia y humildad”, asegura el intérprete para quien nadie más acertado que Picasso por decir que le gustaba que las musas lo encontraran despierto. “Eso es así, a mi me gusta dejarme llevar por el vicio de escribir. Pero quienes hacemos de la música nuestro oficio, tenemos que entender que se necesita practicar”.

Lo otro que practica es su postura radical anticastrista. “No soy político. Soy músico y mi carrera es una prueba de eso. Sin embargo, no me puedo hacer el ciego ante lo que ocurre en mi país. Callarse la boca sería muy cómodo, pero en mi opinión, muy irresponsable”. Por eso en este disco incluyó el tema “El balsero”. “Esa es una realidad de mi país, de mi gente. Cuba, para muchos es un punto en el mapa de la tierra, una referencia. Para otros, como yo, es mi sangre, mi corazón y mi gente. Estoy cansado de ver como la pisan fuerte con la bota militar. Aunque estoy seguro de que algún día seremos libres y mi gente conocerá la democracia, el hecho de vivir en libertad”.

You May Like

EDIT POST