EMI MUSIC LTD
Natalia Bolívar/ NYC
December 26, 2007 AT 01:00 PM EST

A los que no conocen los inicios de Aleks Syntek en la música, les sorprenderá enterarse de que este talentoso cantautor empezó cargando cables e instrumentos musicales en varios estudios de grabación, a mediados de los ochenta, para poder demostrar su talento. Afortunadamente esto no duró mucho para Syntek, quien a sus 17 años compuso canciones para artistas como Paulina Rubio, Pandora, Tatiana, entre otros. Este mexicano se dio a conocer cuando decidió lanzarse como solista en 1999, para más tarde ser reconocido en el mundo entero con el tema “Duele el amor”, que cantó a dúo con la española Ana Torroja. Y ya lo demás es historia para el popular intérprete de 38 años.

Ahora este cantautor llega a las emisoras radiales con su nuevo material Lección de vuelo, totalmente inspirado en su nueva faceta como padre. En la pasada entrega de los Latin GRAMMY, Syntek deslumbró con su magistral interpretación del primer corte de este disco, “Intocable”, junto a la cantante Natalia Jiménez, vocalista de la agrupación La Quinta Estación. “La historia de danzón y arrabal” es el segundo sencillo, del cual hace poco se estrenó el vídeo.

A continuación, los inicios de Aleks en la música, su proyecto de crossover y entérate quién es la intocable.

¿Por qué tus amigos te decían “el sin teclado”?
Fue una broma muy simpática estudiantil. Siempre que iba a casa de algún amigo y veía que tenía piano, órgano o algún instrumento en su casa, pues era muy de ‘déjame tocar un rato en tu piano’, y un amigo me empezó a decir de broma que yo era el sin teclado porque los tenía que pedir prestados. De sin teclado lo abreviaron a ‘syntek’ y cuando tuve mi primer grupo de rock serio decidí que ese iba a ser mi nombre artístico.

En aquel entonces, ¿qué tenía Aleks Syntek que no tenían los demás cantantes?
La cuestión principal fue que el ser músico primero que nada me dio una gran ventaja. Mientras que algunos a lo mejor eran muy grandes intérpretes o buenos compositores, yo siempre hice de todo. Incluso me gané el Ariel de la academia por la música instrumental para una película de cine mexicano que fue Sexo, pudor y lagrimas, y eso no es muy común. Obviamente la gente considera que el trabajo que yo hago es de mucha credibilidad y muy de músico. En mi país ven a las estrellas del rock pero a mí siempre me ven como un punto y aparte porque les da mucho orgullo saber que sea yo músico con capacidades diversas.

¿Te gusta ser más cantante o productor?
Definitivamente me gusta más ser intérprete de canciones, si lo pusiera en una balanza pesa más eso. Pero lo otro es algo que no podría dejar a un lado. Mi lado de productor y compositor en otros proyectos es algo que necesito hacer para sentirme fresco y espontáneo, tener influencia de otras gentes.

¿Te pasa que escribes canciones pensando en otros artistas y te salen tan bien que decides quedarte con ellas?
Totalmente. De hecho, varias canciones a veces son para otro proyecto y decido a la hora de la verdad ni siquiera mostrarlas. Hay veces que me gusta tanto la canción que decido no darla. En esos casos, de plano, no se la hago llegar al artista. Lo que sí he descubierto es que el hacer cosas para otros artistas me hace a veces acabar haciendo algo para mí muy diferente como es el caso de “El danzón” y “La doña muerte”, dos canciones de mi disco nuevo.

Cuéntanos sobre tu proyecto de cantar en inglés…
La verdad es que es más curiosidad de ver hasta dónde podría llegarme la aventura de intentarlo. De ninguna manera quiero pretender algo fuera de lo común. Lo que pasa es que los artistas que han hecho crossover y lo han logrado a nivel popular en Estados Unidos son todos intérpretes famosísimos por ser estrellas del entretenimiento, hablamos de Thalía, Paulina Rubio, Enrique Iglesias, Shakira, Ricky Martin, pero no ha habido un crossover de músicos más dedicados a la composición como es mi caso. Yo quise tomar la iniciativa y encontrar un nicho que no necesariamente tenga que ser como un símbolo sexual latino o algo así, más bien como un compositor que se sienta al piano y hace canciones universales. Decidí que valía la pena intentarlo y me puse a tomar clases de ingles a diario.

El primer sencillo de tu disco se titula “Intocable”. ¿Quién es la intocable?
(Risas) La canción habla sobre el desamor. Ahí más bien recurrí a un recuerdo de una relación fallida que tuve con una pareja antes de casarme con mi esposa. Lo hice más bien en plan de travesura porque la gente se engancha mucho más con los temas dramáticos del desamor y la desilusión. Intocable yo quisiera que fuera mi lugar en la música y que mi lugar como compositor en mi país pudiera ser intocable y único.

You May Like

EDIT POST