GETTY IMAGES
People Staff
June 19, 2008 AT 01:00 PM EDT

Alejando Sanz volvió a brillar por su ausencia en un juzgado de Miami cuando le citaron para testificar contra sus ex empleados Carlos González y su esposa Sylvia Helena Alzate, ambos acusados de extorsión por el artista. El juez encargado del caso, Israel Reyes, dio un ultimátum al intérprete de “Corazón partío” y aseguró que si el no hacía acto de presencia en la próxima citación ordenaría su detención inmediatamente.

“El próximo paso que daré es emitir una orden formal por escrito y enviaré alguaciles para que lo arresten y comparezca ante la corte como debe hacerlo”, dijo el magistrado, según se dio a conocer en el programa mexicano La botana.

Las excusas que ha dado el cantante español, y en concreto sus abogados, es que se encuentra fuera del país trabajando. El juez no ha tomado en serio estas explicaciones y ha dicho que “si no podía asistir al juicio, no debió iniciar el proceso”. Además, recalcó que el trato ante la ley es el mismo para todo el mundo, ya sean famosos o no.

Recordemos que Sanz de 39 años, denunció a los que fueran sus asistentes personales el pasado año por extorsión y chantaje. Según el cantante, supuestamente éstos le pidieron dinero a cambio de no revelar algunos de sus secretos mejor guardados.

You May Like

EDIT POST