Media Concepts PR
Lena Hansen
December 04, 2015 AT 02:45 PM EST

Esta Navidad Alejandro Chabán la celebrará coanimando Despierta América (Univisión) y con sus padres en Miami. “Es la primera Navidad que tengo a mis padres juntos aquí, en Estados Unidos, desde el año 2000 que vine. Ya después de 15 años después de mucho trabajo y esfuerzo pudimos lograrlo”, cuenta el actor y nutricionista venezolano. “Estamos agradeciendo que a pesar de todas las cosas, uno tiene salud y está con la familia”.

RELACIONADO: 5 consejos de Alejandro Chabán para tener una vida más feliz

Eso sí, según él, hay muchas maneras de disfrutar esta época festiva sin aumentar esas 10 o 15 libras típicas. “Hay que tener claro qué días uno va a pecar y cuáles va a seguir la dieta. Empiezan las fiestas en los trabajos, en las escuelas de los niños, en los trabajos, los intercambios de regalo y todos los días es la excusa perfecta para decir: ‘Un día al año no hace daño’”, dice. “Los días que no hay fiesta compenso las calorías comiendo más sano. Para bajar una libra hace falta quemar 3,500 calorías. ¿Será que voy a estar dispuesto?”, reflexiona.

Bailar y caminar con la familia después de un festejo o por las tiendas, haciendo las compras navideñas, son maneras de seguir activo sin encerrarse en un gimnasio.

FOTOS: Las 10 imágenes más vistas en Instagram

La manera en que cocinamos también influye. “En vez de usar manteca se puede usar yogurt griego con aguacate que hace una mantequilla más natural. Es importante no picotear entre comidas. Nos encantan las bebidas pero ahí se puede ahorrar calorías. Si nos vamos a tomar un vodka, usar el club soda en vez de jugo natural. Si una vodka tiene 110 calorías, con el jugo son 300. Si vamos a tomarnos un whiskey o ron, tomar el refresco de dieta. El coquito es para el 24 y el 31”, añade entre risas.

Alejandro Chabán
Cortesía de Latin Iconos

También advierte que no se trata de dejar de comer ya que esto nos hincha aún más, sino de comer saludable cada tres horas. “Yo recomiendo en la mañana comer tres claras de huevo con champiñones, tomate, cebolla o pimentón y le podemos poner pavo desmechado. A media mañana, comer media lata de atún en agua con pico de gallo o unas nueces. No podemos pasar más de tres horas sin comer porque si no el cuerpo retiene la grasa y no la quema. En el almuerzo la idea es comerse un carbohidrato [tortilla, pan integral, arroz o pasta integral], una proteína [pollo, carne, pescado o mariscos] y vegetales. En la tarde, tómate un batido de proteína y en la noche volver a comer proteína con vegetales. Hay que cenar pero trata de comer tres horas antes de irte a dormir”, aclara.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

El 2016 verá el lanzamiento de su segundo libro. “Trata de una dieta emocional sobre cómo hacer la dieta del alma, la dieta del corazón. La mayoría de las veces nos ocupamos del afuera y nos olvidamos del adentro. Ahí está la raíz del problema. Por eso mucha gente rebaja y vuelve a engordar porque no curan el problema de la soledad, de la tristeza, del abandono, del abuso que sucedió en la niñez, no cura la razón real del porqué está comiendo. Voy a darle las herramientas a la gente para que pueda hacer esa dieta emocional y mental”, adelanta Chabán.

You May Like

EDIT POST